ATIENDE PJE CASOS URGENTES EN MATERIA PENAL DE ADULTOS, ADOLESCENTES Y DE EJECUCIÓN

  • Se mantiene guardia y únicamente se abre audiencia para controles de detención que ameriten prisión preventiva, libramiento de órdenes de cateo o aprehensión

Durante el período de suspensión de actividades en el Poder Judicial del Estado -derivado de las disposiciones sanitarias y para fortalecer las medidas de prevención de contagio por COVID-19-, en materia penal de adultos, adolescentes y de ejecución  se mantiene una guardia y únicamente se abre audiencia para controles de detención que ameriten prisión preventiva, libramiento de órdenes de cateo o aprehensión en casos urgentes.

La Secretaría Ejecutiva del Consejo de la Judicatura del PJE, destacó que se prioriza el derecho a la salud y a la postre el derecho a la vida de las y los servidores judiciales y la sociedad en general; por lo cual, las audiencias se están desarrollando adoptando los protocolos establecidos por la contingencia y con los recursos humanos necesarios.

En esta suspensión temporal de actividades, el personal que integra la institución, haciendo uso de las herramientas metodológicas y tecnologías de la información, permanecen atentos para cualquier llamado que se haga y atender trámites urgentes e ineludibles, además de dar seguimiento a los planes, programas y acciones establecidos en el Poder Judicial.

En el tema de justicia para adolescentes, el Poder Judicial, que preside el magistrado Eduardo Pinacho Sánchez, garantiza que se respeten los derechos a quienes se atribuya o declare ser autores o partícipes de una conducta tipificada como delito en la ley y vigila que en todas las etapas de su proceso prevalezca el Interés Superior de la Niñez, reconocido en la Constitución como principio rector.

La institución cuenta con programa integral de socioeducación dirigido a las y los imputados adolescentes, en el cual también se involucra a las personas con las que conviven, con la finalidad de encontrar una real solución al conflicto que causó la violencia, tomando en cuenta que en el tratamiento de los adolescentes debe haber un trabajo de prevención, formación de valores y acceso a condiciones y oportunidades de vida digna.

Cabe mencionar que en esta labor, el PJE ha procurado la profesionalización de los operadores del sistema especializado en justicia para adolescentes y de esta manera garantizar que su actuación se encuentre apegada a lo establecido en la Constitución Política y a los estándares normativos internacionales, nacionales y estatales establecidos en la materia; sin embargo, la prevención es fundamental y en ello tiene responsabilidad la familia.