DOS PUNTOS Y SEGUIDO …

Por FRUMENCIO VERDUZCO

Morelos.- Como futbolista fue un implacable rompe redes, lo mismo en México que en España, pero en Morelos, el estado que dice gobernar, sólo recibe goles, en la otrora tranquila entidad morelense impera la ley de la selva y como dicen sus ciudadanos, todos los días escuchamos de muertos, de balaceras, ya nos acostumbramos dicen los apanicados habitantes de esa entidad que colinda con la Ciudad de México.

En Morelos no hay gobernador, por eso cada quien hace lo que quiere, los marinos que llegaron para garantizar la tranquilidad sólo andan buscado que se llevan, mientras que Cuauhtémoc Blanco Bravo, aquel rijoso de las canchas se la pasa echando trago con el comisionado de seguridad estatal, el vicealmirante José Antonio Ortiz Guarneros.

En Morelos cada quien se despacha como quiere, lo mismo el secretario de gobierno, Alejandro Ojeda, hijo de aquel presidente del PRI, Pedro Ojeda Paullada y el ex –promotor de futbolistas, José Manuel Saenz hacen, lo que les viene en gana, sin que nadie les ponga un alto.

LA FOTO EN POCAS PALABRAS …17/MAYO/2019

Veracruz.- En medio de la parálisis del Gobierno de Veracruz, que literalmente no ata ni desata nada en el estado porque lo único que ocupa su atención es la obsesión por destituir al fiscal Jorge Winckler Ortiz, la rumorología ha tomado un importante espacio en la discusión pública a falta de resultado alguno en la administración de la entidad.

Luego de que el columnista Alejandro Aguirre publicara que está “listo” el relevo del gobernador Cuitláhuac García Jiménez, una ola de especulaciones inundó los espacios de intercambio político, públicos y privados, augurando que éste abandonaría el cargo antes del plazo de dos años que establece la Constitución local para nombrar a un sustituto sin la obligación de convocar a nuevas elecciones.

Aun cuando no faltó quien señalase que Morena cuenta con mayoría en el Congreso del Estado para modificar la Constitución y retirar el ordenamiento de convocar a elecciones ante ausencia definitiva del gobernador antes de cumplir dos años de mandato, tal supuesto es completamente inviable políticamente. Más aún, en un momento en que en Veracruz el partido gobernante no las trae todas consigo y su relación con la oposición es pésima.

Por eso les digo … Y Nos leemos Hasta la Próxima