CRACK, LA NUEVA DROGA CONSUMIDA POR NIÑOS EN ATLIXCO

Atlixco, Pue.- Se redujo la edad en la cual los jóvenes de este municipio prueban y entran al mundo de las drogas: “antes era a los 13 años, y hoy sucede en su primera década de vida. Y no es mariguana, es crack. ¿En dónde están los padres para no detectar esta situación?”, aseguró el edil Guillermo Velázquez Gutiérrez al cuestionarlo sobre los varios motivos de los altos índices de inseguridad y violencia surgidos recientemente.

Agregó: “en el Sistema Municipal DIF obtuvimos un diagnóstico revelador recientemente: el 80 por ciento de los menores de edad literalmente están abandonados por sus padres. Por un lado, los dejan físicamente y no cumplen con esa responsabilidad. Y por el otros, aunque están ahí, las actividades y prisas cotidianas no permiten observar su crecimiento. No saben qué pasa con ellos”.

Sobre el tema, una fuente del Consejo Municipal de Participación Ciudadana en Seguridad Pública (CMPCSP) reveló la existencia de otro documento: “Es durante los últimos años de la primaria y especialmente en la escuela secundaria en donde seis de cada diez jóvenes atlixquences tienen su primer contacto con las drogas”. De hecho, refirió el entrevistado, la primera droga es el alcohol en casa y en su entorno social, y después el siguiente paso hasta llegar a los cristales.

El CMPCSP también ofreció otra perspectiva: 7 de cada 10 personas detenidas en Atlixco por algún delito menor o una falta administrativa, desde hace tres años, son menores de edad.

Es evidente, apunta el texto, la labor de rescatar a estos niños y adolescentes de Atlixco debe ser, además de urgente, coordinada desde un buen número de ámbitos: “los centros de formación de padres, los servicios de higiene mental con profesionales como los psicológicos y el monitoreo de grupo. Todos enclavados dentro del ambiente donde el muchacho vive”.

La respuesta a la delincuencia juvenil, recomienda del CMPCSP, “no debe estar basada en castigos porque el muchacho puede convertirse en una auténtica máquina de transgredir. Es mejor una labor preventiva que posibilite un mayor acceso a la cultura y al deporte”.

En cierto grupo de mujeres, jóvenes de Atlixco “son más frecuentes los hurtos menores y quizá la prostitución. Entre los hombres la agresión física, los robos y desde luego la alteración del orden. Es más, los menores de 13 a 14 años dirigen la mayoría de sus fechorías contra la propiedad”.