NIEGA MARIO MARÍN OPINAR SOBRE LA DEBACLE DEL PRI

Puebla, Pue.- El exgobernador de Puebla y líder moral del PRI a inicios de la década pasada, Mario Marín Torres, se negó a emitir alguna opinión sobre la debacle que sufrió su partido en el proceso electoral del primero de julio, en donde pasó a ser la tercera fuerza política del país y de la entidad, tras el triunfo del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), PT y PES.

Después de que estuvo alejado de la vida pública del estado durante los últimos años, Marín Torres fue captado por El Sol de Puebla en el restaurante Casa Reyna, ubicado a un costado del Centro de Convenciones William O. Jenkins en el centro de la capital poblana.

Este medio lo cuestionó sobre los resultados de la pasada elección para conocer su opinión del papel que jugó su partido y el análisis de la derrota, sin embargo, con un “no” como respuesta el exmandatario evitó fijar cualquier postura.

El exmandatario fue parte de los discursos en la pasada campaña electoral cuando el excandidato del PAN, PRD y MC a la presidencia de la república, Ricardo Anaya Cortés, acusó que Marín Torres retomaría el control político de Puebla si ganaba Morena, donde fueron postulados perfiles cercanos a él.

Su nombre volvió a ser noticia cuando la Organización de la Naciones Unidas (ONU) revivió el caso de la periodista Lydia Cacho cuando determinó que hubo violaciones a sus derechos humanos durante su detención en 2005, después de la publicación de un libro que revelaba casos de pornografía infantil amparados por el entonces gobernador, Mario Marín.