PUEBLA AVANZA EN PARIDAD DE GÉNERO, PERO FALTA LLEGAR A LAS ALCALDÍAS

Puebla, Pue.- Si bien Puebla avanzó en la paridad de género durante estas elecciones, al lograr que las mujeres ocupen el 48.8% de los escaños del Congreso local; aún falta mucho por avanzar en los gobiernos municipales, ya que sólo uno de cada cuatro municipios tendrá una presidenta municipal.

Este 2018 en el estado se eligieron además de la gubernatura, 26 diputaciones locales, 15 diputaciones federales, dos senadurías y 217 alcaldías.

Los resultados que hasta ahora se tienen del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) arrojan que de 26 diputaciones de mayoría relativa, es decir que fueron electos por la ciudadanía, 13 son mujeres y 13 son hombres. Mientras que las diputaciones por representación proporcional se distribuyeron: siete para mujeres y ocho para hombres.

De las 15 diputaciones federales siete fueron para mujeres y ocho fueron para hombres. En tanto que las dos senadurías fueron para un hombre y una mujer.

Asimismo de las 217 alcaldías que estuvieron en disputa 47 fueron para mujeres, 166 para hombres, en una habrá elección extraordinaria y de tres más, los datos aún no están disponibles en la página del PREP.

Con respecto a la gubernatura, el Instituto Estatal Electoral (IEE) entregó el 8 de julio su constancia de mayoría a Martha Erika Alonso Hidalgo, candidata por la coalición “Por Puebla al Frente”.

Sin embargo este no es el resultado definitivo, pues el Movimiento por la Regeneración Nacional (Morena) anunció que impugnará la elección ya que hubo robo de urnas tanto en la capital del estado como en otros municipios y se encontró un presunto laboratorio donde el PAN contenía documentos electorales que no debería tener.

Avance en paridad de género

Con estos resultados el Congreso local se conformará por 20 mujeres y 21 hombres, es decir, que por primera vez se logra la paridad.

De acuerdo con el estudio “La democracia paritaria en México: Avances y desafíos” de ONU Mujeres, las legislaturas de 1993 a 2018 estuvieron conformadas por menos mujeres. El porcentaje máximo de escaños para legisladoras fue de 31.7% durante el periodo de 2008 a 2011.

La representación de mujeres en el Congreso de la Unión también será paritaria: ocho legisladoras –siete diputadas y una senadora- y nueve legisladores –ocho diputados y un senador.

Puebla no ha tenido una gobernadora, de confirmarse el triunfo de Martha Erika Alonso, ella sería la primera. Sin embargo, durante su paso por el patronato del Sistema DIF estatal no impulsó programas o políticas con perspectiva de género.

El programa bandera del DIF durante la gestión de su esposo, Rafael Moreno Valle Rosas, fue el “Crédito a la palabra de la mujer” pero el manejo de los recursos fue  opaco y no se puede probar cuántas mujeres fueron beneficiadas.

Falta avanzar en los municipios

Actualmente la entidad es una de las que menos ha avanzado participación política de las mujeres en los ayuntamientos: en Puebla sólo 14 de los 217 municipios son gobernados por mujeres.

Esto significa que en el estado el 6.4% de las presidencias municipales está encabezada por una mujer; mientras que la media nacional es de 14%.

Con los resultados de la elección, el porcentaje de mujeres que encabezará los ayuntamientos subió a 21.7%. Aun así  está lejos de conseguir la paridad que, por ejemplo, en Querétaro ya es una realidad.

Uno de los motivos por los cuales el estado tendría un atraso mayor sería la falta de instrumentos legales que garanticen la paridad. El “Diagnóstico de la participación equilibrada de mujeres y hombres en los cargos de elección popular en México: principales resultados de los procedimientos electorales 2015 y 2016 para la elección de presidencias municipales”, elaborado de por la CNDH, revela que en la entidad es una de las que prevén en menor medida consideraciones sobre la paridad en la Constitución y en la ley electoral, sobre todo a nivel municipal.

Lo cual “significa desprotección formal del derecho a la participación equilibrada entre mujeres y hombres para contender por cargos de elección popular, que constituye una obligación del Estado”, según la CNDH.

Aunado a la falta de un marco legal local que garantice la paridad, en el estado falta regular la violencia política de género, pues es una de las tres entidades –junto con Hidalgo y Guerrero- que no la contemplan en su marco normativo. A pesar de que Puebla se ubica entre las cinco entidades donde más se violenta a las mujeres en los contextos políticos y electorales, según la Fepade.

Por este motivo el asesinato de Juana Iraís Maldonado Infante y otros casos en  donde candidatas fueron amenazadas o violentadas por sus propios partidos políticos no son investigadas tal cual, a menos que hagan una solicitud para que la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales (Fepade) lo investigue.