SIN RECURSOS INSTITUTO DE TELECOMUNICACIONES PARA REGULAR RADIOS PIRATA EN PUEBLA

Puebla, Pue.- Las radiodifusoras ilegales en Puebla pueden ser más de las 43 detectadas por El Sol de Puebla, pues la accesibilidad de compra de equipo y operación de estas facilitan su instalación, señaló el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión (CIRT), delegación Puebla-Tlaxcala, Jaime Cañedo Castillo.En entrevista con El Sol de Puebla, a propósito del hallazgo de al menos 43 estaciones de radio transmitiendo sin el permiso del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) en el estado, el empresario consideró que la cifra puede ser mayor y, como referencia, reveló que a mediados de junio de 2017 la CIRT detectó un total de 57 estaciones de radio ilegales funcionando en la entidad. Todas, agregó, fueron reportadas al órgano regulador.

No obstante, Cañedo Castillo lamentó que, pese a que han denunciado estas operaciones irregulares al IFT, este solo halló 20 en junio de 2017 y hasta la fecha no las ha contenido.

En su opinión, el IFT tiene voluntad pero carece de recursos para proceder en contra de ellas, pues no tiene personal suficiente ni es fácil identificar el lugar desde el que operan.

“No hay respuesta, la verdad el IFT tiene mucho trabajo y el tema de las estaciones piratas no ha sido atendido de la manera tan frontal como nos gustaría… y el área para combatir este problema pues no es un área muy grande”, añadió.

Sin embargo, ambos coincidieron en que, con el internet y el desarrollo tecnológico que existe hoy en día, particulares pueden seguir operando estaciones de radio irregulares, sin concesiones, migrando entre frecuencias y alcanzando diferentes coberturas que llegan incluso a afectar a las estaciones de radio que sí operan conforme a la ley.

De hecho, Cañedo Castillo estimó que a la fecha podrían ser más de las que la CIRT había identificado y alcanzar incluso la cifra de 70 estaciones de radio “piratas”, algunas de las cuales probablemente sean las mismas que operaban en el pasado y solo estén cambiando de frecuencias a su conveniencia.

Acusó que pueden hacerlo porque en la actualidad es fácil y relativamente económico comprar vía internet transmisores, consolas y hasta antenas para la producción y transmisión de radio y operarlas a distancia.

Además, señaló, muchas de estas incurren en otros delitos, como, por ejemplo, la falsificación de documentos del IFT para crear concesiones apócrifas y evadir a algunas autoridades.

“Nos hemos dado cuenta de que muchas estaciones hacen escritos en Word y le ponen el logo del IFT y dicen ‘aquí está mi permiso’”, añadió.

Pero, sobre todo, a decir del vicepresidente de Ultratelecom, estas estaciones de radio “piratas” operan porque sus responsables han encontrado que estas les son útiles para sus intereses, ya sea económicos o incluso ideológicos.

COMPETENCIA DESLEAL Y RIESGO

Ambos empresarios consideraron que las radios “piratas” no son únicamente un obstáculo técnico para sus transmisiones y una competencia desleal en el sector sino que, además, les produce un problema de desprestigio, pues se anuncian como ellas pero sin prestar servicio social o información verificada.

“Técnicamente nos afecta, te puede crear ruido, ellos no generan empleos formales, no tienen las cargas que tiene la industria, por ejemplo, los 35 minutos que se tienen que pagar al estado, nosotros tenemos una carga (tiempo) comercial que se tiene que destinar al Instituto Nacional Electoral (INE), a la Dirección General de Radio y Televisión (RTC), la Hora Nacional, el Himno Nacional, tenemos que cumplir leyes y criterios de promociones”, expuso Cañedo Castillo.

“Nosotros somos empresas reguladas que cuidamos nuestros contenidos, ellas (las estaciones de radio piratas) tienen barbaridades de contenidos agresivos, falsos como las ‘fake news’, políticos, ideológicos, que nos desprestigian a las que sí somos legales”, completó el vicepresidente de Ultratelecom.

Y coincidió con ello Sergio Pacheco Hernández, secretario del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Radio, la Televisión y las Telecomunicaciones (Stirtt) en Puebla, quien añadió que la operación de las radio “piratas” también los afecta, pues al perjudicar a la industria se reducen ingresos y la posibilidad de que se generen más empleos formales, que a su vez son una oportunidad de fortalecimiento al gremio.

DISTINTIVOS PARA LAS ESTACIONES FORMALES

Jaime Cañedo Castillo adelantó a El Sol de Puebla que para que los radioescuchas, artistas, grupos musicales y anunciantes no acudan ni contraten espacios comerciales en radios “piratas”, la CIRT promoverá un distintivo para las estaciones de radio legales, de modo que se distingan de las irregulares, como una manera de combatirlas.

“Las estaciones de radio ‘pirata’ viven de sus anunciantes, de sus patrocinadores, pero esos anunciantes están siendo cómplices de un delito y a lo mejor no lo saben, pero si supieran de un distintivo que va a identificar a las legales y aun así contratan son como cómplices”.

Consideró que este distintivo será presentado y entregado a las 43 estaciones de radio legales y agremiadas a la CIRT antes de que concluya el año.