ALCOHOL Y EXCESO DE VELOCIDAD PROVOCAN APARATOSO ACCIDENTE

Tlaxcala, Tlax.- Conducir en evidente estado de ebriedad y a exceso de velocidad comprobó nuevamente no ser una buena combinación.

Lo anterior, luego de que el conductor de una camioneta marca Ford, tipo Ranger, invadiera el carril contrario y chocara contra una camioneta de carga en la que viajaban cuatro comerciantes.

Por el impacto, ambas unidades vehiculares salieron de la cinta asfáltica y quedaron volcadas sobre un predio aledaño a la carretera Apizaco-Tlaxcala, a la altura de la comunidad Belén, en Apetatitlán.

De las cuatro personas dedicadas a la venta de frutas y verduras, una mujer de aproximadamente 42 años de edad resultó con lesiones de consideración y tuvo que ser trasladada a una institución médica para recibir atención especializada.

Sus tres acompañantes, dos de ellos del sexo masculino, fueron valorados por paramédicos de la Cruz Roja, delegación Chiautempan, y no fue necesario su traslado a un nosocomio al únicamente presentar golpes contusos.

El hecho también movilizó a la Policía Federal, elementos de la Comisión Estatal de Seguridad y municipal para abanderar la zona y evitar otro percance, además de trasladar al presunto responsable a la Dirección de Seguridad Pública de Apetatitlán para responder por los daños causados.

De acuerdo con información recabada por El Sol de Tlaxcala, la familia de comerciantes se disponía a regresar a su domicilio ubicado en Chiautempan y venían procedentes del mercado que se instala los días martes en Nanacamilpa, pero en el sitio citado sufrieron el aparatoso percance.

Algunos testigos aseguraron que el presunto responsable conducía a exceso de velocidad, pues incluso metros antes a otro vehículo le cerró el paso, pero el hecho no pasó a mayores.