JUSTICIA ELECTORAL, NECESARIA PARA LA SANA CONVIVENCIA DE LA SOCIEDAD: MARCO MENA

Tlaxcala, Tlax.-.- La justicia electoral es fundamental para la democracia del país, pero lo es también para que como sociedad podamos convivir y desarrollar nuestras actividades en paz y con una convivencia productiva, sostuvo el gobernador del estado, Marco Antonio Mena Rodríguez.

Al inaugurar la conferencia magistral “Justicia Abierta, transparencia accesible y visible”, a cargo de Reyes Rodríguez Mondragón y Felipe de la Mata Pizaña, magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), añadió que es una tarea esencial para proteger los derechos político-electorales de los ciudadanos y para el sano funcionamiento institucional del país.

En el Teatro Xicohténcatl de la capital del estado, recinto donde tuvo lugar el evento, destacó que la justicia electoral y las instituciones encargadas de hacerla cumplir han avanzado de forma positiva hasta convertirse en una referencia internacional por su forma de funcionar.

Acompañado, entre otros, de los ponentes del TEPJF, de Anabell Ávalos Zempoalteca, presidenta municipal de Tlaxcala, de Luis Manuel Muñoz Cuahutle, presidente del Tribunal Electoral de Tlaxcala (TET) y de la presidenta del Instituto Tlaxcalteca de Elecciones, Elizabeth Piedras Martínez, habló sobre la importancia de la justicia abierta, que permite a los ciudadanos un acercamiento con las autoridades judiciales, y que a su vez contribuye al fortalecimiento de la democracia.

Sin embargo, opinó que la responsabilidad de fortalecerla no compete únicamente a los tribunales electorales, pues dijo que es tarea también de otras instituciones y de los propios ciudadanos, y mencionó que los gobiernos, desde sus respectivas trincheras, deben contribuir al fortalecer entre los ciudadanos la trasparencia, la confianza, la perspectiva ciudadana y el conocimiento técnico de cómo son dirimidos los conflictos en esos institutos.

En su oportunidad, el presidente del TET, Luis Manuel Muñoz Cuahutle, dijo que la función judicial debe renovarse para estar a la altura de la exigencia de la población, y que en ese sentido el concepto de gobierno abierto cobra relevancia ya que ha transciendo a la función judicial como una alternativa de solución responsable para entender las demandas generadas por una sociedad cada vez más plural y participativa.

Este nuevo reto representa la oportunidad para generar esquemas que fomenten la participación ciudadanía a partir de los cuales se construyen nuevas formas de comunicación desde los órganos de justicia, que a su vez permitan consolidar la confianza en las instituciones públicas, a través de la combinación de los elementos de gobernanza con los de apertura y rendición de cuentas, expresó.

Agregó que la justicia no puede considerarse como una actividad aislada, reservada a especialistas en la materia, sino que la tarea actual consiste en brindar los elementos necesarios para que la sociedad tenga confianza de acercarse a los tribunales y a la inversa.

Tras el acto inaugural, en el Teatro Xicohténcatl los ponentes hablaron sobre la necesidad y pertinencia de un nuevo modelo de justicia inspirado en los ciudadanos y de la iniciativa de involucrar a la sociedad en los procesos de toma de decisiones de los entes de poder público para fortalecer la relación gobierno-ciudadano.