LLEGADA MASIVA DE HONDUREÑOS

  • Ahora buscan el “sueño mexicano”; su destino es Monterrey, Nuevo León

Tlaxcala, Tlax.- Un centenar de hondureños descendió de la “bestia” de acero en Apizaco, tras 20 horas de viaje y ahora buscan el “sueño mexicano”; su destino es Monterrey, Nuevo León.

Primero niños y mujeres fue la instrucción que personal del albergue “La Sagrada Familia” de Apizaco, giró a los migrantes antes de ingresar al albergue y brindarles alimentos, atención médica y psicológica.

Este viernes los centroamericanos se resguardaron de personal del Instituto Nacional de Migración en la casa auspiciada por la iglesia católica, pues las redadas con lujo de violencia se han intensificado, por instrucción del delegado José Luis Valles López.

Sergio Luna Cuatlapantzi, fundador de “Un Mundo una Nación” en Apizaco, dijo que de enero a la fecha han auspiciado a cuatro mil 300 indocumentados y estimó que este año ya se compara con 2016 cuando superaron las siete mil 800 personas atendidas.

Detalló que tan solo en junio y julio han atendido a mil 100 personas que no tienen documentación.

Además, explicó que en el albergue un 20 % de la población no forma parte de las estadísticas, pues solo pasan a comer a la casa del migrante y continúan su camino.

“Estamos viviendo una crisis humanitaria con la migración internacional, salen de sus países porque sus vidas están en peligro, transitan en varios países hasta llegar a México”, afirmó.

Y es que dijo que el 66 % de los indocumentados son asegurados en algún lugar de México o Estados Unidos de América, pero tras ser repatriados vuelven a intentar en cruzar las fronteras a bordo de las máquinas de Ferrocarriles Nacionales de México.

Ante la llegada del nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, mencionó que solo existe una agenda para los connacionales que viajan a la Unión Americana, sin embargo, expresó que el 17 de septiembre se prevé una reunión con autoridades del nuevo sexenio para abordar el tema.

MI SUEÑO ES MONTERREY, AHÍ HAY TRABAJO: GEORGE

Hace 25 días, George dejó a su esposa e hijos en Tegucigalpa, Honduras, para salir en busca de trabajo.

La inseguridad, el desempleo y la falta de alimentos lo obligaron a separarse de su familia.

“Nuestro presidente no tiene estrategias para sacar de la pobreza al pueblo de Honduras”, expresó el migrante de 28 años.

Expuso que inicialmente el sueño era Estados Unidos de América, pero al conocer México dijo: “vamos para Monterrey, ahí hay mucho trabajo”.

Afirmó que en este país se siente seguro pues en el camino no tuvo problemas.

“Viene un buen presidente que se preocupa por los pobres, ojalá pueda trabajar para mandarle dinero a mis hijos, pues sufro al no verlos”, expresó.

George y cuatro de sus acompañantes -dos menores de edad- siguieron su camino a bordo del tren de Ferrocarriles Nacionales de México, su destino, Monterrey.

RESTRICCIÓN

Cuando son grupos masivos, solo pueden permanecer 24 horas en el albergue, pero si se trata de mujeres y niños la hospitalidad se les brinda hasta que lo consideren necesario.

EL DATO

El 17 de octubre de 2010 fue abierta la casa del Migrante la “Sagrada Familia” en el municipio de Apizaco, y tiene el objetivo de albergar a la población migrante internacional.