VIEJAS PRÁCTICAS ENTORPECEN EFECTIVA JUSTICIA EN TLAXCALA

Tlaxcala, Tlax.- Viejas prácticas que a lo largo de los años se han convertido en leyes no escritas son el principal obstáculo para que en Tlaxcala no exista una justicia pronta y expedita, consideraron abogados litigantes.

El problema inicia cuando al acudir a una institución de procuración de justicia el camino se vuelve tormentoso para los ciudadanos, al vivir engorrosos trámites y tortuguismo, principal causa para que los afectados no le den seguimiento a las querellas.

Pero cuando sí se logra interponer una denuncia, el daño no siempre es reparado y las apelaciones no son apegadas a Derecho, sino a la conciencia económica o el interés personal de muchos juzgadores.

Un caso específico -expusieron- es lo que se vive en la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), dependencia que en 18 meses del gobierno actual ha tenido dos titulares, pero las prácticas que ahí se cometen son las mismas desde hace lustros.

Al conmemorar un año más el Día del Abogado, los profesionales del Derecho Rubén Ortega Lima, Bernabé Briones y Jerónimo Popocatl Popocatl, entre otros, manifestaron que más que un día de fiesta, este 12 de julio debe ser de reflexión.

Reunidos en la Plaza de la Constitución tlaxcalteca, argumentaron que como abogados litigantes observan la impartición de justicia con la misma perspectiva que los ciudadanos y, de igual forma, están inconformes con su administración y procuración desde lo institucional.

Por ello, se pronunciaron a favor de que el gobernador del Estado, Marco Antonio Mena Rodríguez, haga efectiva la gobernanza moderna anunciada al asumir el cargo el pasado 1 de enero de 2017.

“Queremos decirle a la sociedad que hay abogados preocupados por el Sistema de Justicia Penal del Estado y que sabemos que existen muchos de asuntos sin resolver por casos de impunidad… le decimos a la sociedad que nosotros, este grupo de abogados, estamos luchando para que esto cambie”, expresó Rubén Ortega Lima.

Habló sobre la reciente facultad avalada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación para que las entidades federativas puedan, conforme a sus facultades, reformar delitos no graves o graves, para sancionarlos con prisión preventiva oficiosa.

“Está desfasada la legislación local, específicamente el Código Penal, por eso necesario que se haga una revisión, una transformación radical en todo el aparato administrativo, por eso es necesaria que se ponga en práctica la gobernanza anunciada por el Ejecutivo, lo decimos con mucho respeto, de lo contrario podemos decir que a año y medio de administración existe una gobernanza fallida”.

  • DEBEN ELIMINARSE LOS COMPADRAZGOS EN EL TSJE

Los juristas hicieron el mismo llamado al presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE), Héctor Maldonado Bonilla, para que asuma un verdadero compromiso y haga efectiva la convocatoria para que el Poder Judicial tenga servidores públicos de calidad.

“Es necesario tener servidores públicos de calidad en el Tribunal Superior de Justicia, no de compromiso o de compadrazgo como ha sucedido siempre… hay gente que desafortunadamente no cumple con los requisitos de la misma convocatoria y les ayudan a llegar y eso no es justo porque dan preferencias a sus amigos y no a la preparación”, expuso Bernabé Briones en clara alusión a la expresidenta del TSJE, Elsa Cordero Martínez.

  • EN LA JUNTA LOCAL EXISTE INCOMPETENCIA

La situación es similar en el tema laboral, pues pese a la existencia de leyes para favorecer a la clase trabajadora la Junta Local de Conciliación y Arbitraje no funcionan debidamente y los autos de radicación llegan varios meses después.

El abogado Jerónimo Popocatl Popocatl consideró que existe una incompetencia que viene desde el Poder Ejecutivo y que el no hacer cambios en las instituciones de impartición de justicia laboral demuestra que el gobernador Marco Antonio Mena no tiene gente de confianza preparada para hacerlo.

“Ya lo demostró en la Secretaría de Gobierno del estado en donde ya van tres titulares que en escaso año y medio han sido removidos porque no le funcionan”, opinó.

Por eso, su llamado fue para que en esas independencias haya gente profesional, con vocación de servicio y para que desde el Poder Legislativo sea reformada la Constitución local y quede establecido que esos puestos sobresalientes se les otorguen, a través de un examen público y abierto, a profesionistas que demuestren estar preparados.