CAMPECHE, LA PRIMERA VILLA DE LA PENÍNSULA DE YUCATÁN

San Francisco de Campeche, Camp.- Campeche fue la primera villa fundada por los españoles en la Península de Yucatán. La ciudad fue levantada el 4 de octubre de 1540. Te recomendamos: De himnos y escudos: Puebla, la ciudad de los ángeles ​​El Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal (INAFED) explica que antes de la conquista española, el área que actualmente ocupa Campeche estuvo poblada por la civilización maya. ¿Qué significa Campeche? Campeche se erigió sobre lo que era la ciudad maya Can Pech que significa “€lugar del Señor Sol garrapata”€. Can Pech contaba con 15 mil habitantes aproximadamente, con unas 3 mil casas con paredes de lodo y techos de paja, muy similares a las actuales del área rural. Durante el periodo colonial Campeche era un activo puerto comercial, por lo que posteriormente, la villa fue elevada a la categoría de ciudad por Cédula Real de Carlos III en octubre de 1777.  Después de la Independencia, Campeche fue la cabecera del departamento del mismo nombre, que era uno de los cinco que conformaban el estado de Yucatán.Historia y significado del escudo de Campeche El gobierno estatal explica en su página de internet que el escudo de armas de la ciudad de San Francisco de Campeche le fue otorgado en 1777 por el rey de España Carlos III. Te recomendamos: De himnos y escudos: Sonora, el estado que desechó el diseño de Diego Rivera Está compuesto por cuatro partes: dos cuarteles con fondo rojo, que representa la firmeza y honradez de los habitantes de Campeche, y dos torres, que representan la grandeza y el poder en la defensa del territorio. Añade que los dos cuarteles restantes contienen un barco de vela con el ancla elevada navegando en el mar, lo que destaca la importancia de Campeche como puerto marítimo. Los cuarteles están sobre un fondo azul que significa lealtad, honestidad y buenos sentimientos. “Más que un escudo, es uno de los mejores y más expresivos concedidos por la Corona Española en Nueva España. Habla por sí solo. Naves y castillos en armónica combinación heráldica, ceñidos amorosamente por el seráfico cordón. Imagen imperecedera del recinto amurallado y de su vocación marinera”, señala el gobierno de la entidad.Historia y letra del himno de Campeche El Himno Campechano fue escrito por Enrique Novelo y musicalizado por Leandro Caballero. El canto fue presentado en el Teatro Francisco de Paula Toro, el sábado 16 de septiembre de 1899 y cada 2 de octubre se celebra el Día del Escudo y el Himno Campechano en la entidad.Letra del Himno Campechano Liberales y heroicos patriotas Que nacisteis a orillas del mar Del guerrero clarín ya las notas Para siempre poder olvidar. Tú, Campeche, la madre querida De marinos audaces, valientes, De esos hijos admira las frentes Que hoy adorna la oliva de paz Sin las luchas de tiempos pasados Hoy en ellos descansas contenta Y tu vida preciosa alimenta Del trabajo el honrado jornal. Son tus cantos cual cantos de ave Que en tus bosques pacíficos vive Y en las ramas cantando recibe Como tú, de los libres el sol Esos himnos tus hechos recuerden Y los copie en su libro la historia Para grata y eterna memoria De tu fe, tu constancia y valor. Hoy caminas en medio de flores Sin que nada moleste tu paso Que tu dicha jamás tenga ocaso Que no vuelvas jamás a sufrir ¡El trabajo es el único faro Que en el mar de la paz lleva al puerto No le pierdas de vista y de cierto Tuyo siempre será el porvenir. En tus vírgenes campos feraces El benéfico arado me mire Como el arma que solo conspire A aumentar tu riqueza y tú bien Ya tus naves, de gloria cubiertas, Han llevado el pendón mexicano Más allá, más allá del océano Y admiradas han sido doquier. Nada falta, Campeche querida, A tu ser, a tu fama, a tu gloria: Inmortal ha de ser tu memoria Y tú nombre también inmortal ¡Que la paz en tu suelo se arraigue Sin tener el menor enemigo Y la ciencia y las artes contigo Marcharan de tu dicha a la par! Por ti son el mundo llamados Liberales y heroicos tus hijos Que al librarte de males prolijos Sus hazañas el mundo admiro, Si otra vez en la lucha te hallares, Defendiendo tu suelo y tu nombre, En cada hijo tendrás siempre un hombre Que derrame su sangre en tu honor!