previous arrow
next arrow
Shadow
Slider
DOS PUNTOS Y SEGUIDO..


Redactado por: adriana bravo
abril 27, 2016 , a las 1:30 am

Por FRUMENCIO VERDUZCO

Chiapas.- Tan confiado se manifiesta Bayardo Robles Riqué, que ahora argumenta que su nombramiento en SINFRA, fue derivado de una concesión al PRI. Dice que en un momento dado, “el partidazo” dará la cara por él, en el caso de que se le investigue y se le quiera enviar remitido a la cárcel. El “arqui” goza de tanta o más impunidad, que hasta se dio el lujo de poner en su lugar y decirle a Juan Pablo Orantes Coello, su ex colaborador, que además va a buscar la dirigencia del PRI estatal para rematar su “ostentosa impunidad”.   Reiterándole a Juan Pablo, que el sí corre más riesgo, dado que solamente es primo del gobernador, pero no hay mayor Institucion o estructura política alguna que lo defienda. En concreto Bayardo, asegura que su nombramiento fue una concesión al partidazo y por eso no le pueden hacer nada.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

LA FOTO EN POCAS PALABRAS… 27 DE ABRIL DE 2016

Oaxaca.- Todo indica que el director del “nuevo” IEEPO, para conservar su chamba, da muestras de que necesita el beneplácito del cartel 22 y no se atreve, siquiera, a aplicar reglas disciplinarias contra los que se niegan a trabajar en las aulas. Parece que se necesitan mutuamente a pesar de lo traumático que significa esa relación. Algo así como el “Síndrome de Estocolmo”, que se manifiesta en el estado psicológico en el cual la víctima de secuestro, desarrolló una relación de complicidad, y hasta de amor, con su secuestrador.

Solo esta relación retorcida explica que el IEEPO se alce como el principal obstáculo para la aplicación de la Reforma educativa en Oaxaca. Al ignorar las nuevas reglas en la relación patrón-trabajador ¿a qué le teme Moisés?

Padres de familia y Ongs que defienden el derecho de los niños oaxaqueños a recibir una educación laica, gratuita, puntual y no ser más víctimas de los abusos de algunos maestros del cartel 22, recurrieron a un amparo judicial. Exigen que el IEEPO aplique los descuentos pero Moisés ni los ve ni los oye.

Por eso les digo… Y nos leemos hasta la próxima edición…