previous arrow
next arrow
Shadow
Slider
VIABLES EN EL EDOMEX, MATRIMONIOS ENTRE PERSONAS DEL MISMO SEXO


Redactado por: adriana bravo
junio 1, 2016 , a las 1:20 am

Toluca, Edomex.- Los foros organizados por el congreso local y por la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) arrojaron como conclusión que los matrimonios entre personas del mismo sexo deben ser aprobados para reconocer los derechos de esas personas y no menoscabar a la familia, pero también que se deben tipificar los crímenes de odio, evitar el tema de la homofobia, activar una alerta de agresión a la diversidad, entre otras cosas. El rector de la UAEM, Jorge Olvera, entregó 11 conclusiones de los foros sobre matrimonios entre personas del mismo sexo donde señaló que se trata de cumplir con la ley, pidió no cohesionar, aceptar la reforma con apertura y advirtió que el tema de las adopciones para parejas del mismo sexo debe ser analizado más adelante, en forma gradual.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

También ayer la UAEM entregó sus documentos al primer estudiante transgénero de la UAEM, de educación superior, a quien le reconocieron el cambio de sexo y todos sus derechos, después de que solicitara la rectificación de su nombre y género, su certificado de estudios de nivel medio superior, historial académico y credencial universitaria.

Además, el rector firmó un acuerdo por el que se reconoce el derecho a la identidad de género de los integrantes de la comunidad de la UAEM para apoyar a quienes deseen iniciar un proceso de reasignación de género. La máxima casa de estudios afirmó que garantizará la protección de intimidad de los alumnos que decidan realizar ese cambio.

Por su lado, el presidente de la Junta de Coordinación Política en el congreso local, Cruz Roa Sánchez, destacó que la novena de las 11 conclusiones de los foros señala que: “Desde un análisis académico no encontraron argumentos jurídicos, políticos sociales concluyentes para negar el ejercicio o disfrute de los derechos de las personas que integran la comunidad LGBTI, por lo que el matrimonio es una acción que corrobora y refrenda la obligación del estado de salvaguardar las garantías de los ciudadanos, sin objeto de discriminación, humillación, o violencia por la diversidad sexual”.

El resto de las conclusiones son: que la legislación sobre matrimonios igualitarios es parte de las agendas de democratización y derechos humanos a escala global, por lo que es fundamental un marco normativo que reduzca la discriminación, exclusión y acotamiento de los derechos humanos y civiles de la comunidad LGBTI y que esos matrimonios son congruentes con el espíritu constitucional de igualdad jurídica y de disfrute de derechos humanos.

También concluyeron que el Estado de Derecho mexicano consagra la dignidad humana como uno de sus elementos esenciales y debe apegarse a su carácter laico y garantista; que la iniciativa sobre esos matrimonios se debe basar en el principio de igualdad de derechos para todos los ciudadanos, y negarles la unión civil es acotar sus derechos y que esas uniones no generan ningún régimen especial.