Reprobadas en eficiencia, cuatro dependencias del Ayuntamiento de Puebla

Puebla, Pue.- La Secretaría de Desarrollo Urbano y Sustentabilidad, a cargo de Beatriz Martínez Carreño, se ubicó como la dependencia menos eficiente de acuerdo a la evaluación que realizó el Instituto Municipal de Planeación Puebla (IMPLAN) al corte del segundo semestre de 2019.

Con un porcentaje del 45.45 por ciento de eficacia, la Secretaría de Desarrollo se posicionó en el primer lugar del semáforo rojo, esto, de acuerdo a la tabla de información que presentó este lunes el titular del IMPLAN, Gerardo Ríos Bermúdez.

El segundo lugar del listado, lo ocupa la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, que está bajo la titularidad de María de Lourdes Rosales Martínez. El informe detalló que, esta dependencia de alto impacto, únicamente recibió una calificación del 73 por ciento de eficacia.

En tercer lugar, se ubicó la Secretaría de Desarrollo Social con el 73.90 y en cuarto, la Secretaría de Infraestructura y Servicios Públicos con un 84.60 por ciento de eficacia.

Gerardo Ríos Bermúdez indicó que recientemente el instituto que coordina, tomó la determinación de modificar los parámetros de semaforización, debido a que anteriormente con el 90 por ciento de eficacia las dependencias alcanzaban la categoría de semáforo verde, y ahora para recibir la aprobación, deberán cumplir con el 95 por ciento de efectividad.

Indicó que esta modificación se hizo con la finalidad de hacer más claras las evaluaciones y exigir una mayor garantía en el desempeño de cada una de las secretarías.

Ante el cuestionamiento del por qué las cuatro dependencias fueron catalogadas en el semáforo rojo, indicó que el factor principal fue porque no están cumpliendo con el calendario de programación de acciones.

Durante la prestación que se efectuó en el salón de protocolos de Palacio Municipal, la Regidora del PRI Silvia Tanús, criticó los resultados presentados por Ríos Bermúdez y dijo no estar de acuerdo con las calificaciones otorgadas a las secretarías, por lo que solicitó cambiar la metodología, pues a decir de ella, el IMPLAN es “muy condescendiente” con algunas de ellas.