Podrían secarse 4 de 16 presas de Tlaxcala

Tlaxcala, Tlax.- La irregular temporada de lluvias que se registra desde hace una década en Tlaxcala impactará negativamente al sector agrícola, ganadero, forestal y a la fauna silvestre, pues para abril de 2020, estarían secas cuatro de las 16 presas.

Y no solo eso, otras tres no alcanzaron el 43 % de llenado. Según una medición de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), bajarán sus niveles en forma considerable como la presa Lázaro Cárdenas, ubicada en Tlaxco.

Ahí, en la zona que produce hortalizas que venden a la Ciudad de México, en un hecho inusual, en septiembre (cuando hay lluvias), utilizaron agua por gravedad para riego de betabel y cilantro.

De acuerdo con el documento emitidzo por la Conagua el seis de noviembre y cuya copia posee este Diario, cuatro presas más, pero de baja captación, tienen menos del 66 %.

Y es que resultado del cambio climático, para el primer cuatrimestre de este año, habían perdido el espejo de agua las presas Tenexac y El Saltillo en Terrenate y Zapata.

Ya que el temporal de lluvias concluye este sábado, las presas Recova, El Muerto, El Centenario y Las Cunetas apenas alcanzaron el 25 % de llenado.

Inclusive, los meteorólogos pronosticaron (en septiembre) que 2020 será un año con más frentes fríos, un total de 53 hasta mayo, es decir, tres más que en este año.

Esto, indica -dijeron- que será un año con más sequía desde diciembre y con el riesgo de desastres naturales como incendios. Por lo que recomendaron a la población extremar precauciones y evitar quemas agrícolas cercanas al Parque Nacional Malinche y bosques de Tlaxco y Nanacamilpa.

La presa más grande de Tlaxcala ubicada en Atlangatepec, con 42.63 millones de metros cúbicos y 966 hectáreas de espejo de agua, solo alcanzó el 80 %.

Hasta el último reporte de la Conagua del mes de noviembre, tenía un 79.6 % de llenado, es decir, menos que los registros de septiembre que alcanzó un 80.2 %.

  • En 2014 las 16 presas en Tlaxcala alcanzaban sus máximos niveles, representaban un riesgo para la población, por lo que eran desfogadas por personal de la Conagua, ahora solo La Cañada en Lázaro Cárdenas, tiene 38 hectáreas de espejo de agua y está al 100 %.