previous arrow
next arrow
Shadow
Slider
IMPLEMENTARÍAN OPERATIVO PARA LIBERAR INSTALACIONES DE PEMEX EN EL ISTMO


Redactado por: adriana bravo
junio 17, 2016 , a las 1:08 am

Oaxaca, Oax.- El bloqueo que mantienen maestros de la Sección 22 de la CNTE pone en riesgo a la población de Salina Cruz en el Istmo de Tehuantepec.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

Ante ello, el gobierno del estado y la Federación hicieron un llamado urgente a las y los trabajadores de la educación, así como a integrantes de organizaciones sociales, para que liberaran las vías de comunicación en diversos puntos carreteros del Istmo, a fin de permitir el paso de unidades cargadas con gas propileno provenientes de la refinería “Ing. Antonio Dovalí Jaime” del puerto de Salina Cruz.

En ese sentido, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) informó que el riesgo es ante la acumulación de gas propileno generado en la Refinería Antonio Dovalí Jaime, el cual se produjo a su nivel límite sin que hasta la noche de este jueves pudiera ser desabastecido.

Al cierre de la edición, las pipas que trasladan el gas se encuentraban estacionadas en la carretera, esto debido a que no han podido circular a causa de los bloqueos en la región del Istmo de Tehuantepec.

Hasta anoche los maestros y organizaciones aliadas mantenían más de 10 bloqueos en el Istmo, principalmente en Juchitán, Salina Cruz, Matías Romero y Tehuantepec.

Al respecto, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), Jorge Alberto Ruiz Martínez informó que fue hasta la tarde de este jueves que se acordó por Petróleos Mexicanos (Pemex) suspender la producción del gas.

“La refinería tienen una capacidad limitada de la producción de gas propileno, es urgente sacarlo de lo contrario se podría registrar una fuga y generar una contingencia ambiental en la zona.

Se ha dispuesto cerrar la refinería para iniciar su despresurización a través de las pipas que no pueden ingresar por que están varadas y retenidas en la carretera por los inconformes”, informó.

Al respecto dijo que buscarían la manera de ingresar para atender el problema, y no descartó la intervención de elementos de la Policía Federal y la Gerdarmería.

Aseguró que la intención no será reprimir, sino atender este problema que podría afectar a cientos de familias en Salina Cruz.

Confió en que los inconformes permitan la entrada de las pipas y se pueda atender el problema.