previous arrow
next arrow
Shadow
Slider
LIBERA TRÁNSITO 12 ESPACIOS QUE NEGOCIOS OCUPABAN PARA APARTAR LUGARES


Redactado por: adriana bravo
mayo 25, 2016 , a las 1:02 am

Salina Cruz, Oax.- Un total de ocho ‘burritos’ para apartar lugares en las calles céntricas de Salina Cruz, fueron retirados al medio día de este martes por personal del ayuntamiento adscrito al área de Tránsito, Vialidad y Transporte.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

Régulo Silva Osogobio, encargado de la dependencia municipal, dijo que al entrar en vigor la ley municipal de tránsito en su artículo 87 se indica “queda estrictamente prohibido colocar objetos para apartar estacionamientos”, por lo que fueron levantados tras un operativo.

Fueron 12 los espacios que el personal de Tránsito Vialidad y Transporte liberaron este martes, donde propietarios de negocios, establecimientos, casas particulares, ponían sobres sus calles un ‘burrito’ para apartar lugares.

Los ‘burritos’ fueron sacados desde la calle Progreso hasta la calle Acapulco, donde Isaac Carrasco Martínez aseguró, “fueron doce los espacios que ya fueron liberados y está a favor la ciudadanía a través de esta iniciativa que presentó el cabildo en pleno de Salina Cruz, para que exista un orden o disciplina dentro y fuera de la ciudad”.

“No hay permisos para nadie”, dijo Silva Osogobio, “y tampoco se autorizarán porque no está legislado en la ley de ingresos municipal”.

Admitió que empresarios, políticos, transportistas y hasta empleados municipales se daban el lujo de apartar los espacios en la vía pública, lo que impedía el libre estacionamiento a los automovilistas.

Incluso, dijo, hay empresarios que agreden a los ciudadanos que buscan estacionarse en la vía pública.

Regulo Silva señaló que este operativo se estará aplicando a las funerarias, tiendas de ropa, taquerías, marisquerías, dependencias de Gobierno.

“La misma medida va para el empresario hotelero José Luis Vásquez, Hito Chong, Eduardo Toledo y otras personalidades del ambiente político”, destacó el servidor público al dejar claro que “ninguno paga el espacio, ni tampoco el permiso”.