previous arrow
next arrow
Shadow
Slider
COBAO: SEMILLERO DE TALENTOS


Redactado por: adriana bravo
enero 14, 2017 , a las 5:09 am

Oaxaca, Oax.- Después de lograr los primeros lugares en Robomatrix 2016, ocho estudiantes del Colegio de Bachilleres de Oaxaca (Cobao) competirán en concursos internacionales en Ecuador y Rumania en marzo y abril de este año, respectivamente.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

De acuerdo con el profesor Alejandro Arenaza Villavicencio, quien ha asesorado a los estudiantes por medio del Club de Robótica y Multimedia Tuxes Cobao, en 2016 no sólo se logró el triunfo en la competencia nacional por tercer año consecutivo sino la representación de la primera mujer que competirá por México en Rumania en la categoría de Minisumo.

En los resultados de Robomatrix 2016, en la categoría de drones se obtuvo por primera vez medalla de oro y bronce con el derecho de participar en Infomatrix Ecuador 2017, en la categoría de drones, del 9 al 12 de marzo.

En microsumo se logró el cuarto lugar, en el que el Cobao fue el único bachillerato que compitió contra universidades en esta categoría. En minisumo se lograron las tres primeras posiciones y por cuarta ocasión el derecho de representar a México en Rumania 2017, del 27 de abril al 1 de mayo.

Los estudiantes que obtuvieron el derecho a competir en los concursos internacionales son: Eduardo Jiménez Pacheco, Juan Carlos García Pérez, Rebeca Jiménez Pacheco, Mario García Enríquez, Hiram Josué Santiago Pérez, Eduardo Benjamín Santiago Martínez, Josué Doménico Chicatti Avendaño y Alan Alberto Cruz García.

El profesor Arenaza Villavicencio recordó que en enero de 2010, seis estudiantes del tercer semestre pertenecientes al Plantel 01 Pueblo Nuevo del Cobao, decidieron romper paradigmas e innovar en un campo nuevo en el nivel medio superior, la robótica.

“Comienzan aprendiendo, siendo autodidactas en la electrónica, mecánica y robótica. Los tres primeros proyectos fueron: un brazo mecatrónico capaz de movilizar objetos de un punto a otro en un plano controlado por la computadora; asi mismo, una casa domótica a escala, en la que las luces, puertas y ambiente son controlados por una computadora; así como un reloj binario, capaz de traducir los números arábigos al código binario comprendido por las computadoras”, comentó el profesor Arenza.

El resultado que se obtuvo por la creación del brazo mecatrónico fue medalla de oro en todas las etapas de concurso en el subsistema Cobao.

El galeno explicó que los logros obtenidos resultaron de interés para la Sociedad Latinoamericana de Ciencia y Tecnología (Solacyt), sociedad civil encargada de difundir la investigación y tecnología en México y Sudamérica.

“El brazo hecho con material de reciclaje, pedazos de madera, lámina y alambres se presenta en el Foro Nacional del evento Proyecto Multimedia, competencia organizada por Solacyt”.

Esta experiencia fue el inicio de una lista sin fin de proyectos de robótica en los cuales el club se ha visto inmerso, innovando y desarrollando tecnología e investigación desde el salón de clases.

Entre otros proyectos del Cobao se encuentra el Arpa Láser, que es un instrumento musical que produce melodías utilizando láser. También se encuentra el Hexópodo, un robot no tripulado para rescate de sobrevivientes en temblores.

Además crearon una silla de ruedas, prototipo a escala que ayuda a la gente con discapacidad a subir por las escaleras y R-Walker, una motoneta que sin necesidad de gasolina funciona transportando a una persona a una distancia máxima de 5 kilómetros y recicla su propia energía, sólo por citar algunos inventos.

En últimos años, los estudiantes han logrado grandes resultados en las categorías de minisumo y microsumo, que consisten en una lucha entre dos robots autónomos que se realiza sobre un área de combate (también denominada ring o dojo), donde el propósito es lograr que el robot oponente se salga del área de combate.

“El minisumo es una categoría en la que el robot que no debe superar las dimensiones de 10 por 10 centímetros y un peso no mayor a los 500 gramos, mientras que en el microsumo las dimensiones del autómata son de 5 por 5 centímetros y un peso de 100 gramos”.

Desde hace varios años, los estudiantes del Cobao se han enfrentado a jóvenes de otros países de primer mundo y con potencial en electrónica como Bosnia Herzegovina, Kazajstán, Polonia, Inglaterra, Alemania, Ucrania, Albania, Bélgica, España, Letonia, Angola, Argelia, Botswana, Egipto, Turquía y Rumania, entre otros.

El club de robótica y multimedia suma hasta finales del 2016 y después de seis años en encuentros estatales: 20 medallas de oro, 16 de plata y 14 de bronce. En el ámbito nacional: 18 medallas de oro, 14 de plata y 8 de bronce; a nivel internacional: 5 medallas de oro, 4 de plata y 4 de bronce.

Por estos logros, y con la finalidad de fortalecer lazos, ayer se llevó a cabo también en la dirección general del Cobao una firma de convenio entre Solacyt y la institución de enseñanza que alberga a más de 40 mil alumnos.