previous arrow
next arrow
Shadow
Slider
TRES LUGARES QUE DEBES CONOCER CERCA DE TLAXCALA


Redactado por: adriana bravo
abril 20, 2016 , a las 1:06 am

Tlaxcala, Tlax.- Cerca de Tlaxcala, hay tres pueblos que te encantarán, pues en ellos descubrirás riqueza cultural, gastronómica, belleza arquitectónica y un ambiente familiar digno de conocer. Así que checa estas recomendaciones y prepárate para descubrirlos el fin de semana.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

  1. Apizaco: está a sólo a 20 minutos de la capital del estado. Ahí te fascinarás con la imponente Basílica de Nuestra Señora de la Misericordia, de estilo neogótico. Los textiles de Apizaco son muy famosos, así que no pierdas la oportunidad para conocerlos, y hablando de trabajo artesanal, también están los bastones tallados en madera. Si quieres hospedarte en Apizaco, City Express es una excelente opción, pues se encuentra a solo tres calles del centro.
  2. Huamantla: se encuentra a 42 kilómetros de Tlaxcala. Ahí debes conocer el Museo del Títere, donde hay más de cinco mil piezas entre marionetas y títeres. Si te gusta la fiesta brava, el Museo Taurino te encantará, pues hay maquetas de diversas plazas de México. En este municipio los artesanos crean cada sábado un fantástico tapete de aserrín digno de conocer. Y si lo tuyo es el ecoturismo, Huamantla es un punto de partida ideal para iniciar tu escalada a la montaña La Malinche. También aprovecha tu estancia en este Pueblo Mágico para visitar el Convento Franciscano, donde resalta su torre tallada en piedra, su piso de madera y la imagen del Cristo Negro.
  3. Tlaxco: este recién nombrado Pueblo Mágico se ubica el norte de Tlaxcala y es ideal para los amantes del campismo por sus bellos paisajes y su zona boscosa. Además, cerca está la Hacienda Xochuca, donde preparan un pulque delicioso, y si eres amante del queso, también hayqueserías artesanales que te dejarán con la boca abierta. Además, si quieres pasar un fin de semana romántico y alejado de la sociedad, laHacienda Santa María Xalostoc es ideal, pues retrocedes en el tiempo en un ambiente del siglo XVI.