previous arrow
next arrow
Shadow
Slider
DECOMISAN MADERA ILEGAL DE UN ASERRADERO EN TLAXCO


Redactado por: adriana bravo
junio 10, 2016 , a las 1:28 am

Tlaxco, Tlax.- Como parte de las estrategias para regularizar los aserraderos que conforman el padrón en el estado de Tlaxcala, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) decomisó 42 metros cúbicos de madera de especies de pino, oyamel y cedro blanco.La Profepa, a través de la dirección de Comunicación Social, aclaró que la dependencia precisó que se trata de un aserradero ubicado en el municipio de Tlaxco.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

A más de un año que emprendieron sanciones y cierres temporales, en varios negocios de estos giros incluidos los de la familiaMuñoz Sánchez, la Profepa nuevamente inició operativos.

Para el caso del aserradero de Tlaxco, del que omitieron su nombre, la Profepa explicó que al realizar la inspección al negocio, constató que incurrió en diversas irregularidades, que no fueron subsanadas durante el procedimiento administrativo.

Precisó que la Profepa dictó resolución administrativa y decomisó 13.13 metros cúbicos de madera en rollo de pino, 20.58 metros cúbicos de madera en escuadría de pino y 8.36 metros con escuadría de oyamel y cedro blanco.

Denunció que el inspeccionado no presentó remisiones forestales para acreditar la legal procedencia de materias primas forestales, libro de registro de entradas y salidas ni la validación de formatos de las materias primas forestales por parte de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Dijo que tampoco presentó reembarques forestales mediante los cuales debió acreditar e la salida de materias primas forestales del centro de almacenamiento al punto de venta.

Aclaró que vez decomisada la madera fue trasladada al almacén de productos asegurados de la Profepa bajo resguardo definitivo a fin de que la dependencia determine su destino final.

Por ello, advirtió a los propietarios de los demás aserraderos que quienes no cumplan con la normatividad, se procederá con el aseguramiento y posterior decomiso de aquellas materias primas, herramientas y equipos que sean utilizados por los centros que operen ilegalmente.