previous arrow
next arrow
Shadow
Slider
EL PRI VA POR LA COMPRA DEL VOTO: MORENA


Redactado por: adriana bravo
mayo 27, 2016 , a las 1:26 am

Xalapa, Ver.- La candidata a diputada local por Morena en el distrito 11 de Xalapa II aseguró que esta problemática de coacción del voto se ha visto en varias partes de Xalapa, pero principalmente en las zonas rurales.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

†“No es la primera vez, tristemente tampoco será la última” sobre la compra de votos en la colonia Benito Juárez de Xalapa, dijo Tanya Carola Viveros Cházaro, candidata a diputada local por el distrito 11 de Xalapa II del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Expresó que ellos se encontraban cerca de la colonia cuando les avisaron que se encontraban dando apoyo a cambio de la copia de credenciales de elector.

“No es la primera vez, tristemente tampoco será la última, esa es la forma en que opera el PRI y eso ha sido el que se volvió el voto duro, ese voto comprado”.

Viveros Cházaro señaló que el año pasado en las elecciones para diputados federales no les alcanzó y ahora la gente va porque busca el dinero pero no se encuentra ideológicamente con ellos.

“Una señora nos dijo que estaban ofreciendo mil 200 pesos a cambio de la credencial, ellos con esto lo que buscan esas personas es que si se quedan con las credenciales físicas no podrán votar”, aseveró.

Asimismo, en caso de que devuelvan las credenciales indicó que sería como comprometerlos a votar por el PRI.

La candidata a diputada local por Morena en el distrito 11 de Xalapa II aseguró que esta problemática de coacción del voto se ha visto en varias partes de Xalapa, pero principalmente en las zonas rurales.

“Estamos tratando en la medida de lo posible hacer la parte legal, pero por ese lado no ha habido mucho eco, por eso la respuesta más allá de las instituciones legales y jurídica está la participación ciudadana”, aseveró.

Por último, Viveros Cházaro destacó que su campaña se enfocará en incentivar a las personas a que salgan a votar, debido a que el PRI le apuesta al abstencionismo.