previous arrow
next arrow
Shadow
Slider
INDIGNACIÓN EN ITALIA PORQUE AUSTRIA EMPIEZA A CONSTRUIR UN MURO PARA EVITAR LA ENTRADA DE REFUGIADOS


Redactado por: adriana bravo
abril 20, 2016 , a las 1:05 am

Viena, Austria.- La frontera entre Grecia y Macedonia no es la única que se cierra. Ahora Austria también ha empezado a construir un muro en el paso de montaña del Brennero, en los Alpes, en la frontera con Italia, para evitar la entrada de refugiados en su territorio.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

El Gobierno austriaco quiere sellar así sus fronteras a los refugiados ante el cierre de la ruta de los Balcanes y el aumento de inmigrantes que llegan por mar a Italia desde Libia. Casi 6.000 han desembarcado en la costa italiana desde el martes. La reacción en Italia, ante el muro, no se ha hecho esperar.

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, ha enviado una carta a las instituciones europeas expresando su malestar por la construcción de una barrera en la frontera austríaca. Por su parte, el presidente italiano, Sergio Mattarella, declaró: “Las barreras no nos protegen si Europa no avanza hacia un proyecto común”. Y opinó que los muros son como “pesos muertos” para el tratado de Schengen porque, dijo, sólo contribuyen a su destrucción.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, reconoció la necesidad de estar preparados para apoyar a Italia y Malta ante una posible emergencia por la llegada masiva de inmigrantes, pero declinó pronunciarse sobre la barrera austríaca. “La Comisión Europea hará un juicio, una vez reciba información desde Viena”, afirmó el portavoz Alexander Winterstein.

El paso del Brennero tiene una altura de 1.375 metros y es crucial para las comunicaciones entre Italia y Austria, y también entre el sur y el norte de Europa. De hecho, su cierre podría provocar pérdidas de 170 millones de euros para las compañías de transporte italianas.

Pero para Austria también es crucial ahora poner freno a la llegada de inmigrantes en su territorio. El próximo 24 de abril se celebran elecciones presidenciales en el país y el temor a una avalancha de refugiados tras el cierre de la ruta balcánica, no contribuye a ganar votos a la formación mayoritaria en el poder, el Partido Social Democrático (SPÖ).

El ministro de Defensa austríaco, Hans Peter Doskozil, perteneciente a dicha formación, se lamentaba esta semana que, si Italia deja pasar a todos los inmigrantes y Alemania empieza a poner límites en sus fronteras, “Austria se arriesga a convertirse en una especie de sala de espera” para los refugiados.

Las obras de construcción de la barrera en al paso del Brennero ya se han iniciado y se prevé que finalizarán en mayo. Austria pretende iniciar controles en la frontera el 1 de junio. En Italia ha empezado una campaña en las redes sociales a favor de la apertura del paso de montaña. En Twitter con el hashtag “openbrenner” (abre Brenner), se pueden encontrar todo tipo de comentarios. “Austria no quiere ser una sala de espera de inmigrantes. ¿Entonces por qué lo tiene que ser Italia?”,se preguntan algunos.

Asimismo, se ha habilitado una página web para la recogida de firmas en contra de la construcción del muro: El 25 de abril también está prevista una movilización en el paso de montaña para protestar por el levantamiento de la barrera.