previous arrow
next arrow
Shadow
Slider
LA DESIGUALDAD DE INGRESOS EN MÉXICO CONTINUARÁ A PESAR DE LOS PROGRAMAS SOCIALES: OCDE


Redactado por: adriana bravo
abril 29, 2016 , a las 1:09 am

México, D.F.– La gran desigualdad de ingresos en México continuará a pesar de los programas sociales del Gobierno y la Reforma Tributaria, prevé la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que hoy presentó su informe “Todo mundo a bordo: lograr el crecimiento incluyente”.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

El organismo reconoció que Prospera facilitará el acceso a ahorro, seguros y crédito, y la Reforma Tributaria aumentará los ingresos gubernamentales del 19.6 por ciento al 24 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) durante el periodo 2014-2018.

Sin embargo, “se estima que los ingresos como porcentaje del PIB seguirán muy por debajo del promedio de la OCDE (35 por ciento) y la desigualdad de ingresos muy por arriba del promedio de la OCDE”.

Para reducir más las desigualdades, la OCDE dijo que se requiere incrementar los programas destinados a aumentar los ingresos fiscales e incrementar la eficiencia del gasto público.

En el evento, el Secretario de Desarrollo Social, José Antonio Meade, reconoció que la pobreza trasciende del ingreso, por lo que programas como Prospera deben coordinarse con otros de salud y educación para ampliar el espacio de oportunidades.

El académico Gerardo Esquivel, profesor e investigador del Centro de Estudios Económicos de El Colegio de México, pidió a la OCDE mirar también al bajo salario mínimo. Dijo que desde la década de los 80 ha perdido el 75 por ciento de su valor.

“El salario mínimo en México ha caído tanto que se encuentra por debajo de la línea de pobreza”, es decir, ya no basta con trabajar porque si un mexicano tiene que mantener a alguien más y recibe un salario mínimo, “vive en pobreza e incluso puede vivir en pobreza extrema”, destacó Esquivel.

Enrique Cárdenas, del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY), pidió de igual manera a la OCDE tomar en cuenta que la movilidad social en Mexico es baja. Esto es, las personas en pobreza y desigualdad “son las mismas generación tras generación”.

El Secretario de Desarrollo Social, José Antonio Meade, reconoció que la pobreza trasciende del ingreso, por lo que programas como Prospera deben coordinarse con otros.

Como parte de su informe, la OCDE pidió a México adoptar un paquete integral de políticas públicas centrado en: Mayor participación de las mujeres en el mercado laboral, Fomentar oportunidades de empleo de buena calidad, Reforzar la educación de calidad, Desarrollar ciudades incluyentes para reducir la segregación geográfica, Diseñar mejor los sistemas fiscales y de prestaciones sociales.

La OCDE dijo que para ello el Gobierno debe realizar iniciativas enfocadas en los grupos más vulnerables, es decir, mujeres, ancianos, niños e indígenas. Sugiere un Sistema Universal de Seguridad Social e implementar el seguro de desempleo puede aumentar la cobertura de seguridad social.

Además, la Ley de Pensión Universal debe ponerse en práctica para que los mexicanos mayores de 65 años sin pensión sean elegibles para una.

La desigualdad de ingresos en México aumentó a raíz de la crisis financiera global: el ingreso medio del 10 por ciento más rico de la población mexicana en 2012 era 30.5 veces mayor que el del 10 por ciento más pobre. Y la tendencia es a largo plazo.

De acuerdo con la OCDE, la pobreza relativa de ingresos (por debajo del ingreso medio) en México “es casi el doble del promedio de la OCDE”.

El organismo destaca que el país destina sólo el 1 por ciento del PIB en apoyo a los ingresos para la población en edad productiva frente al 4 por ciento promedio de la OCDE, y el 2 por ciento del PIB en pensiones, por lo que “las familias de ingresos bajos siguen siendo vulnerables a la adversidad económica” y la cobertura de protección social es aún muy baja.

La presentación del informe de la OCDE se dio en colaboración con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Colegio de México (Colmex) en el marco del 20 aniversario de la Organización en México.