previous arrow
next arrow
Shadow
Slider
MEXICHEM COMETIÓ GENOCIDIO INDUSTRIAL


Redactado por: adriana bravo
abril 27, 2016 , a las 1:14 am

Xalapa, Ver.- Familia del Valle pregonaba que harían más productiva la planta de Clorados III, “allí están los resultados”, reclamó la disidencia de PEMEX en rueda de prensa.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

La explosión de Clorados III, el pasado 20 de abril, fue un “genocidio industrial”, acusó la Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas.

En rueda de prensa, los disidentes del sindicato de Petróleos Mexicanos acusaron que la familia del Valle, dueños de Petroquímica Mexicana de Vinilo, con tan de no perder dinero, violaron todos los protocolos de seguridad para los obreros que tenían subcontratados.

Acusaron que por medio de diversos informes que les han llegado desde el día del accidente, saben que en esa planta había problemas con las fugas de sustancias peligrosas, y aún así, se mandó a los obreros a trabajar.

Marío Díaz, uno de los voceros del grupo, dijo que “a los obreros los mandaron a morir, porque sabían que eso ya estaba mal”.

Agregó que con tal de no perder dinero, la familia del Valle cometió “un genocidio industrial, mandaron al sacrificio a sus obreros”.

Durante la rueda de prensa lamentaron “la terrible desgracia ocasionada en la planta de Clorados III de la empresa Petroquímica Mexicana de Vinilo y nos unimos a la pena de los familiares y amigos que han sufrido el fallecimiento de sus seres queridos”.

En el mismo tenor, en un comunicado que repartieron al final del encuentro con periodistas, acusaron que este “acontecimiento fue provocado por la irresponsabilidad de la administración actual del gobierno de Enrique Peña Nieto”, que en 2013, sin la Reforma Energética aprobada, entregó a Mexichem el 58% de la propiedad del complejo Pajaritos.

En este tenor, los dueños de PMV “contratan a compañías privadas, esto para pagar menos y obtener mayores ganancias, pues bien lo que pregonó Antonio de Valle que iba a hacer más eficiente el complejo está a la vista, fue todo un fracaso y lo peor, enlutó a muchas familias mexicanas”, dice el documento.

Mario Díaz dijo que por estas ganas de tener dinero lo más rápido posible, se “rompen todas las normas de seguridad industrial, hasta humanitarias”.

Reclamó que dentro de las investigaciones para saber qué pasó con la planta, “debería estar la Secretaría del Trabajo del gobierno federal, la Procuraduría General de la República , y las máximas instancias haciendo su trabajo para que se sepa la verdad”.

Reitera que “en base a la información que tenemos, que nos han hecho llegar los mismos afectados de ese día, los que lograron salir, no son los 32 muertos que dicen, alguien me dijo que eran 90… una persona me dijo que en su área contó como a 58 personas que no vio salir”.

El accidente -comentó- fue producto del desmantelamiento de la industria petrolera iniciada ferozmente con la administración de Enrique Peña Nieto, y el desplazamiento y despido de personal capacitado que trabajaba para Pemex.

Además, se agrega la poca experiencia del personal que trajo Mexichem para operar uno de los complejos más antiguos de América, pues Pajaritos es el primer complejo Petroquímico que se construye en el país.