previous arrow
next arrow
Shadow
Slider
PESE A SER PAÍS DE PRIMER MUNDO, EN CANADÁ LAS MUJERES SON DISCRIMINADAS SALARIALMENTE


Redactado por: adriana bravo
abril 23, 2016 , a las 1:08 am

Ottawa, Canadá.- En Ontario, que con cerca de 14 millones de habitantes es la provincia más populosa de Canadá, el 19 de abril es el Día por la igualdad de salarios. Esta jornada fue destacada mediante un editorial en el periódico canadiense de mayor tiraje, el Toronto Star.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

El editorial, titulado “Cierren la brecha salarial entre hombres y mujeres” señala que, según un reciente estudio, las mujeres tienen todavía un largo camino que recorrer para alcanzar el mismo salario que los hombres por el mismo trabajo.

Para tener una idea de la magnitud de esa brecha en los ingresos entre mujeres y hombres, en Ontario esa diferencia salarial es de un 29,4 por ciento. Entre el 10 por ciento de las personas de mayores ingresos, la brecha asciende al 37 por ciento y para quienes trabajan en el sector de las ventas y servicios, la brecha alcanza a un escandaloso 48 por ciento. Es decir que por cada dólar que gana un hombre, una mujer que hace el mismo trabajo recibe apenas 48 centavos como salario.

Pese a que existen incontables estudios que demuestran la existencia de semejante brecha, nadie sabe a ciencia cierta qué hacer para cerrarla. Esa es la interrogante central para este 19 de abril, dice el Toronto Star.

Lo que puede decirse es que cuanto más aprendemos, más claro queda que esa brecha es, sobre todo, un acto de discriminación.

Prueba de ello son las cifras del Departamento de Estadísticas de Canadá que ya en 2013 revelaban que las mujeres en Ontario ganaban sólo 70,6 centavos por cada dólar pagado a un hombre, lo que representa una brecha salarial del 29,4 por ciento.

Ante este panorama, se debe tomar en cuenta que pese a todos los esfuerzos que las mujeres han hecho a lo largo de los años para cerrar esa brecha, desde avanzar en las jerarquías empresariales, lograr una mayor educación, ganar más experiencia o cambiar de ocupación, pese a todo esto, esa brecha ha permanecido constante, según un nuevo estudio del Centro Canadiense de Políticas Alternativas.

Otros aspectos que destaca el Centro Canadiense de Políticas Alternativas es que cuanto más asciende una mujer en la jerarquía de una empresa, mayor es la brecha salarial. Para el 10 por ciento que recibe los salarios más altos, esa brecha entre hombres y mujeres llega al 37 por ciento, lo que representa una pérdida de 64.000 dólares por año. Eso significa que en una carrera laboral de 35 años, una mujer en esta categoría ganará en promedio unos 2.24 millones de dólares menos que un hombre.

A pesar de que la mayoría de las personas que tienen un diploma de educación post-secundarias son mujeres y pese a que están ingresando a profesiones previamente dominadas por los hombres, sus ingresos medios anuales son inferiores al de los hombres, con una brecha salarial que llega al 27 por ciento.

La brecha salarial tampoco es consecuencia del tipo de ocupación que eligen las mujeres. En todas las categorías, incluyendo aquellas en las que ellas son la mayoría, los ingresos anuales medios de las mujeres son inferiores a los de los hombres. En el sector de ventas y servicios, por ejemplo, la brecha salarial es del 48 por ciento. En el sector de los cuidados de salud, la brecha es del 37 por ciento.

La experiencia profesional tampoco cierra la brecha salarial. De hecho, parece más bien agravarla ya que alcanza a un 38 por ciento para las mujeres entre 55 y 64 años, y llega al 23 por ciento para las mujeres entre 15 a 24 años.

Este informe del Centro Canadiense de Políticas Alternativas refuerza las conclusiones de estudios realizados durante décadas en los países industrializados. Lo que está claro es que el estudio del problema no es suficiente.

Ontario necesita un plan paso a paso para cerrar la brecha salarial. Y esa es la tarea que el Comité sobre la brecha salarial de género, establecido hace un año en esa provincia, supuestamente debe desarrollar.

La razón por la cual el 19 de abril es en Ontario el Día por la Igualdad Salarial es que se trata de un acto de denuncia, ya que esa fecha representa los aproximadamente tres meses y medio extra que una mujer tiene que trabajar a tiempo completo para poder igualar lo que un hombre ya ha ganado de enero a diciembre del año anterior. Es decir que es una fecha en la que no hay nada que celebrar, y, más bien, mucho que lamentar, dice finalmente el editorial del periódico canadiense de mayor tiraje, el Toronto Star.