previous arrow
next arrow
Shadow
Slider
SUEÑA EN GRANDE, VIVE EN PEQUEÑO: LAS MINICASAS ARRASAN EN ESTADOS UNIDOS


Redactado por: adriana bravo
abril 29, 2016 , a las 1:07 am

Washington, E.U.- El tamaño no importa, tampoco en lo inmobiliario. Eso parecen pensar los miles de propietarios de las tiny houses, viviendas diminutas que están causando furor entre los norteamericanos. Cada vez son más los que han decidido vivir con la casa a cuestas, habitando en espacios de apenas 25 metros cuadrados en pos de librarse de la hipoteca, consumir menos recursos y materializar su espíritu nómada. Aunque la tendencia se remonta varios años atrás, los inversores intuyen que en 2016 se producirá el gran boom del negocio y las compañías constructoras ya tienen preparada su propia remesa de viviendas para no ser pilladas desprevenidas. Sus cualidades, las mismas que podríamos intuir en el último modelo de una tablet: más ligeras, personalizables, ecológicas, portátiles y al alcance de casi cualquier bolsillo. ¿Cuánto tardarán en conquistar España? Medio millón de espectadores ya conocen el movimiento gracias a un formato de gran éxito en Divinity. Daniel Corbí, arquitecto y gerente de Microcasas, puntualiza a S Moda la situación, aún minoritaria, en nuestro país. “Es un sector que cada vez va a más, pero con algunas inercias a tener en cuenta. La cultural, porque no estamos acostumbrados a vivir en espacios pequeños; y la legal, que va muy por detrás en este momento”.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

En Estados Unidos son toda una realidad. Hace apenas unos días, el mayor proveedor de materiales de construcción del país, 84 Lumber, sorprendió a todos anunciando su primera incursión en el área de las minicasas. La nueva colección, Tiny Living, consta de cuatro modelos de viviendas móviles, tanto clásicas como contemporáneas, por debajo de los 18 metros cuadrados. “Este movimiento es más que una moda pasajera”, aseguró a Outside la vicepresidenta de marketing de la compañía, Becky Mancuso. Aunque en estados castigados por la crisis económica, como Oregón y Michigan, estas construcciones han sido una alternativa para familias con problemas económicos o para las personas sin hogar; el espectro de propietarios cada vez es más difuso.

Según una encuesta de Tiny Life, los poseedores de minicasas tienen un salario mayor que la media norteamericana, y es un mercado dominado por las mujeres, con un 55% de propietarias frente al 45% de hombres. El género femenino se siente atraído por el altísimo grado de customización de la vivienda, que abarca desde la modernidad escandinava al diseño rústico inspirado en los cuentos de hadas. “Aunque acabamos de anunciar la nueva colección, los lotes de DIY (hazlo tú mismo) han llamado más la atención; los consumidores quieren personalizarlas”, explica Mancuso. Las posibilidades son casi infinitas en cuanto a tamaño, estructura, materiales o decoración.