previous arrow
next arrow
Shadow
Slider
CAMIONETAS TURÍSTICAS GENERAN DESORDEN VIAL


Redactado por: adriana bravo
junio 6, 2016 , a las 1:18 am

Oaxaca, Oax.- Ciudadanos en general denunciaron a las terminales de camionetas turísticas, las cuales tienen su bases en las principales calles de la capital, no obstante se estacionan en doble fila lo que ocasiona intensos embotellamientos vehiculares.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

María, quien atiende un puesto semifijo en la citada arteria vial, indicó que el mayor problema se registra sobre la calle Bustamante entre Arteaga y Doctor Pardo, lugar en el cual se ubica una terminal de este tipo de vehículos que cubre el servicio a Miahuatlán de Porfirio Díaz.

Precisó la comerciante que a los conductores no les importa tapar el tránsito vehicular, tampoco la vida de los transeúntes, ya que “ellos se paran como quieren y no existe un poder humano que los retire, por lo que se presume que tienen algún tipo de contubernio con los agentes de Tránsito”.

Abundó que “no es muy común que los agentes de vialidad realicen sus recorridos, ante esta situación circular en el primer cuadro de la ciudad se ha convertido en un verdadero suplicio para los conductores y un peligro para los transeúntes que caminan en la zona”.

Doña Esther dijo por su parte, que la situación es que por este lugar transita una gran cantidad de personas, entre ellas menores de edad y adultos mayores, por lo que existe el riesgo de que se pueda registrar un grave accidente automovilístico.

En esta calle, dijeron varios ciudadanos, que se atoran los autos y camiones, además, sobre la banqueta existe una gran cantidad de puestos, por lo que en ocasiones los ciudadanos tienen que caminar en el arroyo de circulación, lo que representa un grave peligro para los peatones.

La mayoría de las personas entrevistadas en distintos lugares se pronunciaron porque las instancias correspondientes apliquen en contra de las empresas camioneras el Reglamento de Tránsito en vigor, ya que no es posible que funcionen en lugares improvisados, sin la menor medida de seguridad para sus pasajeros.