previous arrow
next arrow
Shadow
Slider
DE ÉLITE: EXPORTAN TOMATE GOURMET


Redactado por: adriana bravo
abril 28, 2016 , a las 1:10 am

Paraje La Raya, San Pablo Huixtepec, Oax.- Cuando la siembra del tomate a cielo abierto dejó de ser redituable por las lluvias, las sequías, las heladas y las plagas, cinco productores de esta municipalidad se organizaron, crearon una empresa y decidieron apostar por un ambiente protegido para poner una barrera física entre el cultivo y el medio ambiente.
De esta manera, los aventureros agricultores iniciaron en el 2004 un embrionario invernadero en una media hectárea con tomate saladette. Para su fortuna, el resultado fue generoso por mermar los costos de producción y por aumentar las ganancias, pero sobre todo, por tener cosecha todo el año.
Exportan a Estados Unidos
Con el paso de los años, la superficie se incrementó a seis hectáreas, hasta llegar en el 2010 a la exportación al mercado de los Estados Unidos. Pero no se conformaron con eso, porque en el 2013 determinaron dar un valor agregado con la  producción totalmente orgánica.
“Antes éramos productores convencionales, a cielo abierto, pues, pero tuvimos muchos problemas con los fenómenos naturales y con los suelos, y por eso determinamos la agricultura controlada”, afirmó Mario Robles González, un ingeniero agrónomo, egresado de la Universidad “Antonio Narro”, administrador general de la empresa Agro Bin Gansack (gente triunfadora en lengua zapoteca).
En un principio, los agricultores sembraban tomate saladette, así como pepino persa y chile de agua, pero había gran inestabilidad en el mercado y otras cuestiones.
Producción orgánica
“El problema era el precio; hubo dos o tres años que el mercado estaba demasiado bajo y cuando se estabilizaba ya se tenían muchas pérdidas. Mientras que el chile de agua no se da bien en invernadero sino más bien en cielo abierto”, anotó.
Por eso, decidieron cambiar al tomate heirloom y al pepino inglés, junto con la producción orgánica, para hacer más que exitoso su proyecto de producción.
“Afortunadamente nos ha ido bien, somos pioneros, somos los únicos con el esquema de producción orgánica y eso nos permite comercializar los productos directamente con los Estados Unidos, donde existe una gran demanda”, señaló.
Sin embargo, no fue fácil porque la producción orgánica debió ser certificada por el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) de la Sagarpa y después avalada por la Subsecretaria Alimentaria del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA por sus siglas en inglés).
“Es costosa la certificación, sin duda, pero también implica diferentes procedimientos en la siembra, cuidado y cosecha, así como en el corte, en el empaque y en el traslado de la producción”, indicó.
Sin agroquímicos
A causa de esta situación, no existe ninguna presencia de agroquímicos para combatir plagas o enfermedades, porque de lo contrario se perdería la certificación de por vida.
“Todas las enfermedades se combaten con un control totalmente biológico; únicamente con materia orgánica”, remarcó.
Por todos estos motivos, los agricultores alcanzaron una rentabilidad estable de la producción, esencialmente por la exportación a los Estados Unidos, por medio de la comercializadora de ese país, Terra Bella Green House, con sede en Arvin, California, igualmente certificada.
“Por semana se envía un tráiler; al mes son cuatro con 800 o mil cajas de tomate heirloom, mientras que de pepino inglés cerca de 140 mil piezas mensuales. El tomate vale, se empaca por tamaño y por colores; se vende entre ocho y nueve dólares; el pepino se comercializa a 50 centavos de dólar por pieza”, asentó.
Calidad gourmet
El tomate heirloom y el pepino inglés sembrado y cosechado en esta municipalidad, han puesto en el mapa de la producción nacional a Oaxaca porque por su calidad están catalogados de variedad gourmet por los más grandes chefs internacionales.
“Este tipo de tomate y de pepino están en los grandes restaurantes y mesas de California, Arizona, Texas, Washington, Chicago y hasta de algunas ciudades de Canadá, a donde solamente llegaba la producción de Michoacán, Jalisco, Sinaloa, Baja California Norte y algo de Morelos.  Con nuestra producción, Oaxaca ya comenzó a figurar”, apuntó.
Una vez consolidada, la iniciativa de los cinco agricultores ha podido crear más de medio centenar de empleos directos y otros tantos indirectos, para beneficio de pobladores del Valle de Zimatlán.
“Son 60 empleos directos que favorecen no solamente a pobladores de San Pablo Huixtepec sino también de Santa Inés Yatzeche, Zimatlán de Álvarez y Santa Ana Zegache, así como otros 30 indirectos. Ya tiene un impacto benéfico en la zona”, terminó.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR