previous arrow
next arrow
Shadow
Slider
EXAMEN A LA ALTERNANCIA: DOMINGO, LA MADRE DE TODAS LAS BATALLAS EN OAXACA


Redactado por: adriana bravo
junio 4, 2016 , a las 1:12 am

Oaxaca, Oax.- El domingo la alternancia será llevada al banquillo. Si la definición de la gubernatura para los próximos 6 años ha levantado la mayor expectativa, la elección de concejales para el bienio 2017-2019 se definirá en “la madre de todas las batallas”. Basta un dato: en al menos 35 alcaldías, en 2013 la elección se resolvió por menos de 100 votos.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

De acuerdo a un cruce de cifras realizado por NOTICIAS a estadísticas del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO) al menos en 83 ayuntamientos hubo alternancia hace tres años. Llevados por alianzas o de manera individual, el reto de los partidos políticos es consolidar esa transición, optar por la alternancia o consolidar los gobiernos municipales. En 2013, al menos 54% de las alcaldías cambiaron de signo y, entre las más significativas estuvo Oaxaca de Juárez, que pasó del PAN al PRI.

Los partidos políticos en su conjunto gobiernan a 2 de cada 3 oaxaqueños. Pese a ser mayoría, por la cifra de ayuntamientos que se rigen por sistemas normativos internos, 417 de los 570, el derecho consuetudinario rige la vida política de 1 millón 453 mil oaxaqueños, el 36.6% de la población.

El desafío para el PRI es retener o consolidar las 62 alcaldías que ahora gobierna; esto representa regir directamente el destino político de casi 1 millón 100 mil oaxaqueños, el 27.5% de la población, a partir de los datos de la Encuesta Intercensal 2015 del Inegi.

Por la cifra de habitantes, y peso de su padrón electoral, además de la capital, con 265 mil habitantes, el tricolor controla San Juan Bautista Tuxtepec, 162 mil habitantes; Salina Cruz, con Rosa Nidia Villalobos, con 89 mil almas: Santa Cruz Xoxocotlán y Santa Lucía del Camino, que encabeza Galdino Huerta Escudero. El municipio priista con menos habitantes es San Nicolás Hidalgo, con apenas 975 habitantes, según Inegi.

Cabe aclarar que hace 3 años aún se presentaba en sociedad un jugador que ahora tendrá un papel fundamental, el Partido Movimiento de Renovación Nacional (Morena) que en 2015, en las elecciones intermedias federales, acopió el 14.29% de los votos a diputados federales y que ocasionará severo dolor de cabeza a partidos. Uno de cada 6 oaxaqueños sufragó a favor del nuevo emblema hace apenas un año.

Partidos gobiernan a 63%

En su conjunto, los partidos políticos gobiernan a 2 millones 515 mil oaxaqueños, el 63.4% de los 3 millones 967 mil 889 habitantes, de acuerdo a las cifras actualizadas por Inegi para 2015.

El Partido de la Revolución Democrática gobierna a 693 mil 788 habitantes, el 17.5% de los oaxaqueños. En total tiene en su poder 41 alcaldías. Entre las destacadas: Juchitán de Zaragoza, con el cuestionado Saúl Vicente Vásquez y 98 mil habitantes; Santiago Pinotepa Nacional, de Tomás Basaldú Gutiérrez; San Pedro Mixtepec, 48 mil 336 habitantes; San Pedro Pochutla, gobernado por Raymundo Carmona Laredo o la Villa de Zaachila, en poder de Sergio Raciel Vale López. Apenas en esta última comunidad el domingo 15 de mayo dos grupos de mototaxistas ligados al perredismo se enfrentaron durante el inicio de campaña, lo que empañó el proselitismo político en esa población.

Además, bajo la bandera perredista se postuló el “edil zombi”, Leninguer Raymundo Carballido Morales quien, para evadir la acción de la justicia acusado por presunta violación, fingió su muerte y, con acta falsa, contendió y ganó la alcaldía de San Agustín Amatengo, municipio del distrito de Ejutla de Crespo. Fue encarcelado y llevado a juicio, para lo cual asumió su suplente. Liberado en marzo de 2015, el “zombi” sigue el proceso en libertad bajo fianza; quien le facilitó el acta, está preso.

Cae ‘clientela electoral’

Si comparamos las cifras por partidos, y considerando que en una elección intermedia baja la votación puesto que no están en disputa puestos como presidencia de la República o diputados federales, en 2013 con respecto a 2010 en la elección de concejales la votación cayó 32% para el PRI, con 137 mil votos menos; el PRD tuvo una caída de 30 mil 834 votos de los 205 mil 403 acumulados en 2010, el desplome fue de 15%. Para Acción Nacional, con 87 mil 530 sufragios menos a su favor, la votación fue una caída libre, pues con apenas 104 mil 804 perdió 45%.

Hoy el Partido Acción Nacional gobierna a poco menos de 1 de cada 10 oaxaqueños, el 9.9% o 392 mil 478 habitantes. Tiene en su poder 24 alcaldías: la más significativa: Huajuapan de León, que gobierna Luis de Guadalupe Martínez Ramírez, la metrópoli mixteca tiene 77 mil 547 habitantes. Además, Acatlán de Pérez Figueroa, Miahuatlán de Porfirio Díaz, Matías Romero Avendaño; Santa María Tonameca o San Juan Bautista Valle Nacional.

Una de las tantas fisuras al albiazul la dieron apenas los alcaldes de Villa de Mitla, Jaciel García Ruiz, y Tlacolula, Pedro Ruiz González quienes anunciaron su apoyo a la alianza Juntos hacemos más, al promediar el mes de abril, dinamitando el mini “corredor azul” forjado al oriente de la capital.

La chiquillada

Los partidos átomo también afrontan el reto de, al menos, sostener las alcaldías en sus manos. En conjunto la chiquillada mantiene 24 alcaldías, entre todos no alcanzan al PRD ni al PRI pero igualan al PAN.

La chiquillada gobierna a poco más de 338 mil oaxaqueños, el 8.5% de la población. Es Movimiento Ciudadano el que mantiene la mejor tajada, con 11 alcaldías, el 4.21% de la población y 167 mil 321 oaxaqueños bajo su “bastón de mando”.

La “joya de la corona” naranja es Santa María Huatulco, bajo el control de Darío Pacheco Venegas. Tiene en su poder al municipio más pequeño Oaxaca, por su superficie, Santa Cruz Amilpas, con 12 mil 814 habitantes; Ejutla de Crespo, gobernado por Víctor Barrita y San José Tenango, en la región de la Cañada.

El turquesa, Partido Nueva Alianza, gobierna apenas a 32 mil oaxaqueños. Teotitlán de Flores Magón, en la cañada y la tierra del ex gobernador, Ulises Ruiz, Chalcatongo de Hidalgo, están bajo su jurisdicción, al menos hasta el 31 de diciembre de este año.

Alcaldías de 2 años

Por única ocasión, las alcaldías y los diputados electos bajo el principio de partidos políticos y la tendrán una duración de sólo 2 años, para empatar a Oaxaca con el calendario electoral federal convocado para ir a las urnas en 2018. La gubernatura se mantendrá desfasada y con una duración de 6 años.

Finalmente, aunque menor pero igual de titánico por lo que representan, los Partidos Unidad Popular, con 5 alcaldías, Santiago Juxtlahuaca y Villa de Tututepec, entre ellas; el sorpresivo Partido Social Demócrata, con Mónico Castro Reyes, con una alcaldía o el Verde Ecologista de México, con el minúsculo San Juan Bautista Tlacoatzintepec, de apenas 2 mil 178 habitantes.

Votación para Concejales

La efervescencia política en Oaxaca anticipa una disputada y cerrada jornada electoral para elegir concejales el domingo próximo. Hace tres años, con base en resultados del Instituto Estatal Electoral y Participación de Oaxaca (IEEPCO) entre 50 y 60 alcaldías se definieron por menos de 100 votos; algunas con un margen menor al 2% de la votación.

Un somero recuento estadístico a cifras del árbitro electoral permite recordar casos emblemáticos como la Ciénega Zimatlán, en Valles Centrales, donde el perredista Manuel Hernández Castellanos ganó la alcaldía por diferencia de un voto, 811 contra 810 a la alianza PRI-PVEM, con una participación de 64.8% de los 2 mil 538 electores.

Otra elección de foto finish se escenificó en Santa María Cortijo, con un padrón de 999 potenciales sufragantes, la diferencia fue de 2 votos a favor del Partido Unidad Popular que doblegó a la entonces alianza Unidos por el Desarrollo del PAN y PRD.

En Zimatlán el triunfo lo definieron 7 votos, aquí el triunfador fue para la priista Yolanda Britania Álvarez.

En 2013, se definieron 14 municipios por menos de 20 votos; en 29 ayuntamientos la diferencia fue de 53 votos o menos y 35 elecciones a concejales tuvieron menos de 100 votos de distancia, de acuerdo a la Memoria del proceso electoral ordinario 2012-2013. De ahí que hay muy altas probabilidades de una elección muy disputada en prácticamente un tercio de las alcaldías.

Un municipio llamado abstencionismo

La diferencia entre el listado nominal, 1 millón 758 mil 472 ciudadanos inscritos en 2013 y quienes salieron a votar, 1 millón 034 mil 524 electores, dejó a 723 mil 948 abstenciones.

Si el abstencionismo fuera una ciudad de Oaxaca sería, por ejemplo: 2 y medio veces la población de la ciudad de Oaxaca, más de 9 veces Huajuapan de León; 8 y medio veces los 77 mil habitantes de Santa Cruz Xoxocotlán; 7 veces la istmeña Juchitán de Zaragoza o 11 veces Santo Domingo Tehuantepec.