previous arrow
next arrow
Shadow
Slider
SANTA MARÍA, UN LUJO ENFERMAR


Redactado por: adriana bravo
abril 20, 2016 , a las 1:12 am

Agencia Municipal de Santa María del Mar, Juchitán, Oax.- Hace exactamente un mes la señora Lesvia Ochoa, de 35 años de edad, se sintió mal el viernes por la tarde y se desvaneció en el sepelio de su suegra. Su familia decidió entonces solicitar el apoyo del agente municipal, Alberto Ruiz Martínez, y regidor de Salud, Baltazar Toledo Martínez, porque el médico de la clínica ya se había retirado del pueblo y tenían que trasladar a la mujer a Juchitán para su atención médica.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

En la noche, con apoyo de la patrulla de la comunidad la trasladaron hasta la orilla del Mar Muerto, contrataron un lanchero para cruzar las inmensas aguas y les proporcionaron otra camioneta para llevarla de El Faro a la cabecera municipal. Por desgracia todos los esfuerzos fueron inútiles, toda vez que la mujer falleció de un derrame cerebral.
El señor Inocencio Mateos Martínez recuerda que la madre de familia se desmayó por la tarde y desde ese momento se buscó al lanchero para cruzar el mar y llevarla al hospital de Juchitán, pero el domingo por la noche murió.
“Ella dejó dos niños, una de 16 años y otro de ocho, el problema es que no solamente ha sido ella, varias personas cuando necesitan atención médica hay que sacarlas por mar para que se atiendan en Juchitán porque aquí la clínica no cuenta con nada y el médico solo labora de lunes a viernes”.
-¿Y cómo le hicieron para cruzar el mar si aquí no tienen energía eléctrica y ya era de noche?
-Pues buscamos lámparas para cruzar el mar, después dejamos la lancha y en la patrulla la trasladamos a Juchitán, pero es un trayecto de más de dos horas.
-¿Por qué no se atendió a la mujer aquí?
-Porque desde el viernes al mediodía ya no hay médico, él trabaja de 8:00 a 14:00 horas y ya se había ido, pero además no hay medicinas.
Agrega que fue una verdadera desgracia la que vivió la familia de la señora. “Ese viernes por la mañana enterró a su suegra Teresa González y a las 17:00 horas comenzó a sentirse mal y cayó en coma, dos días después murió doña Lesvia”.

La clínica nueva
El regidor de Obras, Delfino Mateos Valdivieso, comenta que en noviembre del 2014 iniciaron los trabajos de construcción de una nueva clínica, por parte de la empresa constructora Domo.
“Pero después pararon los trabajos y los reiniciaron en noviembre del 2015, aunque de ahí para acá los obreros laboran de manera esporádica. Trabajan un mes, paran otro, y así se la llevan porque no les pagan. La obra va muy lenta, demasiado lenta”.
Asevera que la situación en la agencia municipal es grave porque en la clínica vieja no hay medicamentos y el equipo necesario para atender a los pacientes, “nada con que auxiliar a los enfermos”.
“Además tenemos doctor y enfermera entre semana, pero cuando arrecia el viento el doctor no puede entrar por lancha y nos quedamos sin servicio médico, por lo que hacemos lo que podemos para apoyar a las familias”.
El concejal asevera que en Santa María del Mar está prohibido enfermarse. “Porque no hay medicamentos, equipo, buenas condiciones de atención y, a veces, ni médico como pasó el día que falleció la señora Lesvia”.
Manifiesta que la clínica debió de haberse concluido a finales de enero de este año, “pero vean cómo se encuentra, en obra negra, sin colado, sin piso; lo que nos preocupa es que ya va a terminar este gobierno y no creemos que se vaya a concluir”.
“Cada que reiniciar los trabajos deben echarle un líquido a los hierros porque se oxidan y así ya no sirve, ya hablamos con el responsable de obra pero únicamente nos dice que hablemos con su patrón, porque no le han pagado nada”.

El doctor
El médico responsable de la clínica. JESÚS Mecott subraya que lo ilógico de todo esto es que ya le enviaron el mobiliario para la nueva clínica, cuando la obra no se encuentra ni al 50 por ciento de construcción. “El otro día estaba platicando con el encargado de la construcción y le preguntaba qué como para cuándo terminarían el inmueble y me señaló que tal vez para el 2018, pero para ese tiempo todos los muebles ya se habrán echado a perder por el salitre, estamos mal”.
“Es verdaderamente indignante, sobre todo porque aquí para recibir atención médica es necesario cruzar el mar y llegar a Juchitán, con gente que no tiene muchos recursos económicos, pues viven de la pesca”.
Relata que en una ocasión ya cayó al mar. “Los vientos estaban muy fuertes y así tuvimos que cruzar el Mar Muerto, pero una ola volcó la lancha y caí al mar, fue un accidente que pudo ser funesto porque el agua es muy fría y uno se congela, afortunadamente me pudieron auxiliar y llevar a la orilla”.
-¿Y cómo andan de medicamentos y materiales de curación?
-Como en todo el sistema de salud en el estado, quebrado.

Santa María del Mar se encuentra localizada a una altitud de 15 metros sobre el nivel del mar,  en una estrecha faja de tierra que constituye una barra que divide el Golfo de Tehuantepec y por tanto el Océano Pacífico, de la Laguna Inferior.
LA POBLACIÓN
De acuerdo a los resultados del Conteo de Población y Vivienda de 2005 realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, tiene una población total de 862 habitantes, de los cuales 422 son hombres y 44 son mujeres.
INVERSIÓN
4 millones de pesos en la construcción de una clínica que inició en 2014.

20.9% de los oaxaqueños sin acceso a la salud

75.7% sin seguridad social
15.63% con piso de tierra en Santa María
32% sin servicios de salud