previous arrow
next arrow
Shadow
Slider
DOS PUNTOS Y SEGUIDO..


Redactado por: adriana bravo
junio 15, 2016 , a las 1:30 am

Por FRUMENCIO VERDUZCO

Puebla.- La soberbia le duró poco. Mientras tuvo el apoyo, se sintió único. Ahora que ve como se le acaba el tiempo, reacciona. Fernando Morales Martínez salió a decir que el PRI debe de abrir las puertas a todos los militantes, incluyendo a los ex priístas. ¿Qué quiere decir con ello?, Que el partido tricolor lo perdone. Que él sigue siendo priísta. Sí como no.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

Un priísta trabajando para el panismo. Todo su ser bajo las órdenes del gobernador tirano. Primero, muy hombrecito, retando a que lo expulsaran. A ver si hay pantalones.

Ahora, muy analista que realmente no le queda, analiza al PRI. Que debe permitir el regreso de ex militantes. Abrirse a la autocrítica.

Es decir… Su traición con un borrón y cuenta nueva. Nada ha pasado. Fue pasajero su trabajo en el gabinete morenovallista. También su labor en la pasada campaña electoral para el PAN. Quiere ser reconocido como militante priísta. Vaya desfachatez. El PRI tiene que ser firme en su expulsión. Debe dar ejemplo.

Las traiciones han llevado a este partido a perder elecciones. Vamos a ver de qué está hecho el PRI. ¿Será muy necesario Fernando en este partido? Eso me gustaría verlo.

LA FOTO EN POCAS PALABRAS… 15 DE JUNIO DE 2016

Tamaulipas.- Maki Esther Ortiz Dominguez, se convirtió en la primera mujer en ganar, por abultado margen, la Presidencia Municipal de Reynosa, el municipio con mayor número habitantes y por ende el de más electores de Tamaulipas.

Como lo han hecho el resto de sus correligionarios, la mujer ha mostrado respeto hacia sus contrincantes derrotados y de ninguna manera asumido la arrogancia ni petulancia que caracterizó a otros políticos, de otros partidos y que apoyaron a distinto candidato.

MAKY, asumió el compromiso de no fallarle al pueblo de Reynosa y tampoco reaccionar contra quienes detentan el poder municipal y a partir del primer día del mes de octubre la dejarán.

Por eso les digo… Y nos leemos hasta la próxima edición…