previous arrow
next arrow
Shadow
Slider
PREOCUPA LA DESAPARICIÓN DE JÓVENES EN APIZACO


Redactado por: adriana bravo
abril 18, 2016 , a las 2:06 am

Apizaco, Tlax.- El Instituto Tecnológico de Apizaco (ITA), en Tlaxcala, sensibiliza y previene a sus alumnos sobre conductas que los pondrían en riesgo de una desaparición y otros delitos en su agravio. Esto, luego de que Uriel Muñoz Rosete, alumno de excelencia de la ingeniería de Mecatrónica, desapareció el 5 de abril tras convivir con compañeros y abordar un autobús de la ruta Apizaco-Puebla para regresar a su casa en Chiautempan. El día 12, el joven de 21 años de edad apareció muerto dentro del río Atenco, en Apizaco. La Procuraduría local investiga porque su cuerpo no presentaba signos de violencia y las condiciones en que se encontraba no permitieron definir la causa de muerte. Juvenal Morales Cortés, director de Planeación y Vinculación del ITA, indicó que el deceso de uno de los mejores alumnos estremeció a la comunidad académica y estudiantil, y encendió una alerta por las desapariciones y delitos en agravio de estudiantes. En entrevista, dijo que padecen la problemática todas las universidades del país, aunque en Tlaxcala la incidencia es menor. “En las universidades de todo el país los casos son los mismos, en instituciones del norte la situación es más crítica y caótica, es problemática local y nacional, tanto en normales como universidades públicas, privadas, tecnológicos; en Tlaxcala los índices son menores y quisiéramos que no hubiera ningún caso”, apuntó. En redes sociales, estudiantes del ITA difundieron la desaparición y muerte en condiciones similares de al menos cuatro compañeros en los últimos 5 años. Morales Cortés aseveró que dentro de la institución tomaron medidas de seguridad como el control de entrada y salida de cada alumno con identificación digital y torniquetes, y hacen lo mismo con visitantes. También colocaron cámaras y delimitaron bardas perimetrales. Dentro de las aulas, subrayó, imparten pláticas de sensibilización sobre el consumo de drogas legales e ilegales, así como el riesgo al que se exponen con convivencias sociales al salir de clases. Sin embargo, aseveró que es responsabilidad de cada estudiante su seguridad cuanto termina el horario escolar. “No podemos regular el comportamiento del estudiante porque es mayor de edad, no somos policías, pero trabajamos de manera cotidiana con la parte emocional porque cuidamos su higiene mental”, acotó. El académico acentuó que solicitaron más rondines en las inmediaciones del ITA porque se identifica como una zona donde operan bandas delictivas.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR