previous arrow
next arrow
Shadow
Slider
TILTEPEC, SINCRETISMO RELIGIOSO EN LOS MIXTECOS


Redactado por: adriana bravo
abril 25, 2016 , a las 1:08 am

Santa María Tiltepec, San Pedro Topiltepec, Oax.- El templo dominico del siglo XVI edificado en esta comunidad, es una clara muestra del sincretismo religioso de los mixtecos. En la fachada del inmueble, junto a los dioses traídos por los españoles, fueron esculpidas también las divinidades paganas, como el rey-dios 8 Venado Garra de Jaguar, quien dominó toda la región Mixteca y costera del actual estado de Oaxaca a comienzos del siglo XII.De acuerdo con la interpretación del Códice Nutall por Manuel A. Hermano Lejarazu, 8 Venado fue un conquistador que llegó a los confines mismos de la tierra, donde el cielo y el mar se juntan, pero su viaje no termina ahí y continúa hasta donde nace el sol mismo.
“Llega incluso al árbol del cual nacen los primeros seres que ayudan a ordenar el mundo de acuerdo a la cosmovisión mixteca. Somete a las deidades y seres del inframundo, llegando finalmente con el Dios del Sol y realiza la ceremonia del fuego sagrado, logrando así su reconocimiento”.
La construcción
El guía certificado de la comunidad Iván Giovani Ramírez Rodríguez informa que el templo dominico tiene tres etapas de construcción: la primera es del siglo XVI que corresponde a la capilla abierta, después en el siglo XVII se construyó la nave y en el siglo XIX se anexó el curato.
Explica que con la llegada de los españoles a la región Mixteca se inició la construcción de este templo, sin embargo encierra diversos simbolismos; “el primero es que como nuestros antepasados adoraban al sol y la luna, entonces se erigió una capilla abierta como la de Teposcolula”.
“La evangelización la realizaban los dominicos dentro de la capilla y toda la gente permanecía en el exterior; es hasta que nuestros ancestros se convencen, por así decirlo, de que tienen otro dios aparte del padre sol, que cierran la capilla, por eso quedó muy corto el atrio del templo”.
El templo incluso contrasta con otras construcciones de la región, por su prolijidad de símbolos incrustados en su fachada y puertas laterales. En el acceso del lado izquierdo, el sincretismo es también evidente, ya que junto a la representación de la cosmovisión cristiana, desde la creación hasta la omnipresencia del Señor, fueron esculpidas las dos principales deidades mixtecas: el sol y la luna.
El rey-dios
En el lado izquierdo de la fachada principal, que parece haber sido labrado pieza por pieza para después colocarlo al conjunto del edificio, puede observarse claramente la figura estilizada de un jaguar y sobre ellas los venados. Esto, entre figuras de moras que fue un cultivo que introdujeron los dominicos para la cría de gusanos de seda. También pueden observarse flores, espigas y mazorcas estilizadas.
Ramírez Rodríguez señala que desde su interpretación, es como decir: “Yo dejo que me enseñes otra religión, que levantes templos a tus dioses, pero mis dioses también van a estar representados”.
Afirma que no existe otro templo en la región Mixteca que tenga tan clara esta combinación de dioses y símbolos. “Las otras construcciones tienen más santos y flores de lis, pero aquí está representada nuestra idiosincracia, porque hay muchos símbolos relacionados con la tierra”.
Apunta que del lado izquierdo de la fachada hay una representación que habla del mundo terrenal, con moras, flores, milpas, animales; y la otra es mucho más espiritual, con un pegaso, símbolos de los dominicos, flores.
La visión cristiana
En el lado izquierdo del inmueble, perfectamente esculpidas las figuras, puede observarse la historia de la humanidad desde la visión cristiana. Sobre dos columnas se observa un hombre y una mujer, que representan a Adán y Eva.
Más arriba se puede contemplar al niño Jesús con una cruz en la mano; el Calvario con la cruz, los clavos, el santo sudario, la corona de espinas y la escalera de la crucifixión; y en la parte superior el Padre Eterno, que gobierna sobre toda la humanidad.
Lo extraño es que del lado derecho de la representación del Padre Eterno pueden contemplarse un sol y, en el otro extremo, la luna, así como unas estrellas, dioses principales de la cultura mixteca.
“Aquí está la representación de las dos religiones, tanto la que ya había como la que vinieron a imponer los españoles; nuestros ancestros adoptaron el cristianismo pero no olvidaron a sus dioses, lo representaron en todo el templo dominico; de hecho hay un mayor número de símbolos de los antiguos mixtecos, que de la cristiandad en este inmueble”.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR