previous arrow
next arrow
Shadow
Slider
MONTES AZULES PERDIÓ MÁS DE 200 MIL HECTÁREAS EN ÚLTIMOS AÑOS


Redactado por: adriana bravo
abril 8, 2016 , a las 5:13 am

952b60_c85c5a5a493b4e2e8a7a51ba47e94487

Tuxtla Gutiérrez, Chis.- La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) indicó que Chiapas es el segundo estado megadiverso del país, por detrás de Oaxaca, no obstante, desde el siglo pasado Chiapas ha padecido fenómenos naturales y antropológicos que han ido reduciendo sus reservas más importantes.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

Además del incremento de los efectos devastadores del cambio climático, lamentablemente el ser humano se ha convertido en el principal depredador de las áreas destinadas a conservación, esto debido a que con el paso de las décadas se han establecido comunidades dentro de las áreas con la mayor riqueza en biodiversidad del estado.

Una de ellas, es la reserva de Montes Azules, la cual tenía contemplada una extensión territorial de aproximadamente 614 mil hectáreas, pero lamentablemente esta se ha ido reduciendo con el paso de los años, principalmente por el tema de las invasiones por parte de muchos grupos, no sólo de la región, sino del país y el extranjero.

En este sentido, el diputado perteneciente al distrito VII, con cabecera en Ocosingo, Santiago López Hernández, dijo que en la actualidad el problema que permea en esta zona es que no se ha determinado cuál es la superficie real de la Reserva en mención, lo que ha llevado a que más grupos se sigan estableciendo reduciendo el territorio a 400 mil hectáreas.

“Hay un convenio en el que se está viendo qué ejidos son los que legalmente pueden tener un derecho y otros que en definitiva no…”

El legislador y también presidente de la Comisión de Bosques y Selvas en el Congreso del Estado, dijo que, a pesar de que algunos gobernadores chiapanecos intentaron retirar a algunos grupos, estos aún persisten, lo que ha complicado la determinación jurídica del de la situación ejidal o comunal en la reserva.

Sostuvo que en la actualidad, son las comunidades lacandonas, de Palestina y Frontera Corozal, las que mantienen una lucha para que se determine la superficie real de la Reserva, además que por cuestiones históricas y culturales, son quienes están considerados para habitar en esta zona.