previous arrow
next arrow
Shadow
Slider
PEMEX EN LOS HUESOS, Y LOS 5 ESTADOS CON PETRÓLEO SON FÁBRICAS DE POBRES


Redactado por: adriana bravo
junio 5, 2016 , a las 1:16 am

México, D.F.- La crisis financiera de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Reforma Energética impulsada por Enrique Peña Nieto, que permite a las empresas privadas explorar y extraer crudo, evidencia que el país debe buscar en otra parte los generadores de crecimiento que el petróleo ya no brindará a manos llenas.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

No sólo son los recursos económicos, el petróleo también supone la creación de empleos directos e indirectos, infraestructura, desarrollo tecnológico y crecimiento, sobre todo en los estados altamente dependientes de la actividad petrolera, que son Tamaulipas, Veracruz, Campeche, Chiapas y Tabasco.

Esos estados, además de ser economías primordialmente petroleras, guardan varias características en común: pobreza, una baja generación de empleo y el crecimiento más bajo en comparación con el resto del país. Todo esto, a pesar de los buenos años petroleros que se vivieron en las administraciones de Vicente Fox Quesada (2000-2006) y Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012) y de los apoyos a programas de transferencia de recursos del Gobierno federal a las entidades federativas, vía el Ramo 33, con el objetivo de que el dinero se gastara en proyectos de desarrollo.

De acuerdo con el reporte “México Actividad Económica Regional”, elaborado por Banamex, en 2014, cuatro de los cinco estados petroleros, fueron los que registraron el índice más bajo de crecimiento a nivel nacional; fueron superados por las regiones que se enfocaron al sector manufacturera y al mercado interno.

Esas regiones registraron variaciones a la baja en su Producto Interno Bruto (PIB), que incluso ya ronda en los números negativos. La causa fue la menor producción de petróleo.

Ante una caída pronunciada en los precios del petróleo desde mediados de 2014, los estados dependientes al sector están frenando su crecimiento económico y las empresas enfrentan faltas de pago, y se ven orilladas a despedir personal o cerrar.

Las entidades en las que la producción petrolera representa más de su producción total son Campeche (80.2 por ciento), Tabasco (58.8 por ciento) y Tamaulipas (8.4 por ciento).

De acuerdo con cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), los cinco estados registran altos niveles de pobreza.

Chiapas es el caso más alarmante; el 76.2 por ciento de sus habitantes viven en pobreza, de los cuales 1 millón 654 mil están catalogadas en pobreza extrema.

Le sigue Veracruz, con el 58 por ciento de pobreza en sus habitantes; Tabasco, 49.6 por ciento; Campeche, 43.6 por ciento; y Tamaulipas con el 37.9 por ciento.

En conjunto, guardan a casi 11 millones de mexicanos pobres.

Estos cinco estados dependen de la industria petrolera en sus empleos directos e indirectos, entonces, si ésta se encuentra “terriblemente deprimida”, desde la frutería hasta el trabajador de Petróleos Mexicanos (Pemex) que labora en alguna planta de refinación, exploración o servicios está sufriendo, expuso Miriam Grunstein, investigadora del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

México, ¿Cómo Vamos? advirtió que Campeche es el estado que lleva decreciendo más tiempo. Desde el segundo trimestre de 2014 muestra tasas negativas, sin embargo no es el único golpeado.

Pemex, como parte de su ajuste por 100 mil millones de pesos, cortará su producción petrolera de este año a 2.13 millones de barriles al día, 100 mil menos que en 2015, lo que representa un factor negativo para todos los estados del país, advirtió Moody’s en marzo pasado.

El faltante en las participaciones federales a los estados y a los municipios, calculó, es por 21 mil 700 millones de pesos.

De acuerdo con la calificadora, las participaciones federales representan 35 por ciento de los ingresos estatales en promedio y son la fuente de pago para aproximadamente 90 por ciento de la deuda de los gobiernos estatales y municipales.

Campeche reportó a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) una deuda por mil 538 millones de pesos en 2015; Veracruz, 45 mil 879 millones de pesos; Chiapas, 18 mil 832 millones de pesos; Tamaulipas, 12 mil 925 millones de pesos, y Tabasco, 4 mil 343 millones de pesos.