previous arrow
next arrow
Shadow
Slider
PERSISTEN CARENCIAS AÑEJAS EN ATENCIÓN DE RECLUSAS: CDHEH


Redactado por: adriana bravo
abril 27, 2016 , a las 1:13 am

Pachuca, Hgo.- Hace siete años, el Instituto Hidalguense de las Mujeres y la agrupación Asistencia Legal por los Derechos Humanos levantaron el primer diagnóstico sobre las condiciones de las mujeres en los centros penitenciarios, las cuales, según el recién presentado diagnóstico realizado por la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo (CDHEH), son las mismas en la actualidad, sólo cambia el número de internas.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

Entre algunas de las deficiencias que prevalecen, de acuerdo con la CDHEH en su último informe, está la ausencia de apoyo gubernamental para que los niños que acompañan a sus madres en su internamiento, cuenten con acceso a guarderías o a instituciones de educación básica.
Las cerca de 313 internas únicamente tienen acceso al servicio médico general, lo que las obliga a muchas veces no revisar su salud, debido a que el consultorio se encuentra
en el área de varones.
De acuerdo con este organismo, que encabeza José Alfredo Sepúlveda Fayad, muchos de los servicios como áreas de ingreso, centro de observación, de clasificación, protección, locutorios, comedores, talleres, aulas, bibliotecas y visitas conyugales, no están habilitadas de forma especial para mujeres.
Hasta finales del año anterior existían 20 niños acompañando a sus madres en su reclusión: en Tula tres, uno en Tulancingo, otro en Tenango de Doria, en Ixmiquilpan son dos, en Huejutla uno más y Pachuca suma 12, los cuales tienen edades de entre 90 días de nacidos a 4 años de edad.
En 2009, los especialistas encargados de realizar el diagnóstico Mujeres en Reclusión recomendaron crear espacios exprofeso para que las mujeres tuvieran atención médica, junto con sus hijos.
También demandaron que las reclusas tuvieran una alimentación adecuada que les impidiera enfermarse, además que tengan acceso al agua potable suficiente y necesaria en el momento que así lo requieran.
El estudio arrojó que el derecho a la salud no se cumple a cabalidad; se evidencian serias deficiencias en la alimentación; en educación encontraron falta de perspectiva de género; hay una seria desigualdad en cuanto a las oportunidades de trabajo, entre otros puntos que son coincidentes con la realidad actual.