previous arrow
next arrow
Shadow
Slider
PRESENTAN EN CANADÁ PROPUESTA PARA PERMITIR MUERTE ASISTIDA


Redactado por: adriana bravo
abril 16, 2016 , a las 1:08 am

Ottawa, Canadá.- El gobierno de Canadá presentó ante el Parlamento una propuesta de ley para permitir la muerte asistida a personas mentalmente competentes, pero con alguna enfermedad incurable que les ocasione dolor extremo.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

El solicitante de asistencia para morir debe ser mayor de 18 años, tener uso pleno de sus facultades mentales y tener una enfermedad seria y dolorosa, establece la iniciativa.

De acuerdo con este proyecto de ley, sólo podrán ser asistidos para morir los canadienses o residentes que tengan acceso a los servicios de salud pública.

La denominada “Bill C-14” no incluye por ahora a quienes han demandado de la ayuda de un médico para terminar con su vida, como es el caso de las personas muy ancianas, los enfermos mentales o pacientes con desórdenes degenerativos.

El texto se refiere a aquellos pacientes que padecen un “sufrimiento intolerable” y cuya muerte es “razonablemente previsible”.

La ministra de Justicia, Jody Wilson-Raybould, señaló que se trabajó con presión de tiempo, pues la Suprema Corte de Canadá dio de plazo al gobierno hasta el 6 de junio para emitir una ley al respecto.

“Creemos que este proyecto de ley es la mejor aproximación para asegurar que los pacientes en etapa terminal y que están sufriendo un dolor inaguantable puedan acceder a una muerte pacífica y que los vulnerables estén protegidos”, agregó la ministra.

La ley protegerá a aquellos que sean presionados a morir en algún momento de debilidad, incluye un periodo mandatorio de 15 días de reflexión para que la persona no opte por esta vía en forma apresurada cuando ha conocido de un diagnóstico.

También asegura que los médicos y enfermeras que ayuden a los pacientes terminales a morir no enfrenten cargos criminales.

“Lo que este proyecto de ley describe es cómo la muerte asistida médicamente será aplicada, a quienes y por quienes”, dijo por su parte la ministra de Salud, Jane Philpott.

La propuesta hace énfasis en que el servicio sólo será para los canadienses, a fin de evitar que personas de otros países quieran venir a Canadá a terminar con sus vidas, lo que se conoce ya como “turismo suicida”.

Se espera que el proyecto sea aprobado pues el gobernante Partido Liberal tiene mayoría en el Parlamento Federal.