previous arrow
next arrow
Shadow
Slider
SAQUEA ERARIO PÚBLICO EDIL DE NICOLÁS ROMERO


Redactado por: adriana bravo
junio 15, 2016 , a las 1:20 am

Valle de México, Edomex.- El gobierno de Angelina Carreño Mijares, en Nicolás Romero está saqueando el dinero público de los nicolásromerenses beneficiando a sus amigos y comparsas políticos con altos salarios y uso discrecional del erario, llevándose partidas millonarias del presupuesto sin comprobar gastos y ejerciendo el gobierno con funcionarios no certificados para el desempeño de sus funciones, aseguró el diputado Federal Héctor Javier Álvarez Ortiz.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

En conferencia de prensa, el legislador Federal representante del municipio de Nicolás Romero aseguró que existe falta de transparencia en el uso del dinero público por parte de la alcaldesa Angelina Carreño, pues se auto adjudicó más de 36 millones de pesos para gastos de la oficina de la Presidencia Municipal y le entregó más de 45 millones de pesos para gastos de la oficina de la Secretaría del Ayuntamiento, erogaciones que no justificó su destino, uso y comprobación de gastos de ese dinero público, aseguró el legislador.

“Es una incongruencia y una burla hacia los nicolásromerenses que para este año la inversión en obra pública por parte del ayuntamiento se haya reducido en aproximadamente 20 millones de pesos en comparación con administraciones pasadas, pues de los más de 800 millones de pesos que ejerce como presupuesto general para este 2016, Angelina Carreño no destina ni el 10 por ciento del total del presupuesto a pesar que hay muchas necesidades en las comunidades”, aseguró.

Por último, el diputado Federal Héctor Javier Álvarez Ortiz aseguró que la alcaldesa Angelina Carreño y sus más cercanos funcionarios en el Ayuntamiento de Nicolás Romero devengan altos salarios que superan los 100 mil pesos mensuales, a pesar que muchos de ellos carecen de la certificación de competencias para desempeñar el cargo como lo exige la ley, mientras que los policías municipales y albañiles de obras públicas o personal de intendencia no supera ni los tres mil pesos al mes de sueldo, en un claro abuso del erario público para beneficiarse unos cuantos allegados a la alcaldesa priísta.