previous arrow
next arrow
Shadow
Slider
CUBA SOCIALISTA, EN PAPELES DE PANAMÁ


Redactado por: adriana bravo
junio 9, 2016 , a las 1:06 am

La Habana, Cuba.- El Gobierno cubano del pesidente Raúl Castro usó a Mossack Fonseca desde la década de los 90 del siglo pasado para crear sociedades anónimas en paraísos fiscales que le habrían permitido realizar operaciones comerciales, al margen del embargo estadunidense.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

Al menos 25 compañías registradas en Bahamas, Panamá y las Islas Vírgenes Británicas están vinculadas a Cuba,  informó El Nuevo Herald.

Algunos de los mensajes encontrados en los archivos de los Papeles de Panamá se remontan a principios de la década del 90, cuando Cuba tuvo que afrontar una dura crisis económica tras perder a su principal socio, la desaparecida Unión Soviética.

Aunque la relación con algunas de estas compañías se mantuvo hasta fechas muy recientes.

Al frente de una de estas compañías se encontraba el hermano del todopoderoso general Luis Alberto Rodríguez López Calleja, yerno del gobernante cubano Raúl Castro y presidente del Grupo de Administración Empresarial S.A. (GAESA) de las Fuerzas Armadas.

Se estima que este grupo controla alrededor de 60% de la economía de la isla.

Los Papeles de Panamá revelan detalles poco conocidos de los manejos económicos del gobierno castrista en el exterior, así como de las compañías extranjeras que hacen negocios con el gobierno de La Habana.

El hermano de Rodríguez López-Calleja, –identificado como Guillermo–, aparece como el representante de unas siete supuestas sociedades mercantiles extranjeras registradas en Cuba, con oficinas en Miramar y Habana Vieja.

Una de las tramas más intrigantes en los registros ubica a Cuba en el centro de un esquema de exportación de petróleo ruso a América Latina a través de una compañía offshore registrada en Panamá por la familia Bassatne, que controla BB Energy, un conglomerado de compañías fundado en Líbano.

Según El Herald, otros documentos ilustran el complejo entramado de sociedadesoffshore creadas por el Estado cubano para realizar actividades de importación y exportación e inversiones en el extranjero con la ayuda de Mossack Fonseca.

El reporte indica que el Estado cubano tuvo todas las precauciones para esconder su control sobre las compañías offshore mediante la creación de otras sociedades anónimas, cuyo único objetivo era aparecer como sus accionistas. Como Racuza S.A, incorporada en las Islas Vírgenes Británicas, que tenía todas las importaciones y exportaciones de alimentos.