previous arrow
next arrow
Shadow
Slider
NUEVA YORK, CAPITAL GASTRONÓMICA MUNDIAL


Redactado por: adriana bravo
junio 15, 2016 , a las 1:12 am

Nueva York, E.U.- El Celler de Can Roca, que dirigen los hermanos Roca, se alzó el año pasado con el primer puesto de la lista ’50 Best’, que reconoce a los mejores restaurantes del mundo.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

El domingo por la noche, José Andrés (sin por ahora restaurante en Nueva York y con un imperio gestionado desde Washington D.C.) actuó como el perfecto anfitrión. Su amistad con Eric Ripert, chef francés al frente de Le Bernardin, fue clave para organizar la fiesta de los chefs españoles con motivo de su visita a la ciudad para asistir a la ceremonia de la lista The World’s 50 Best Restaurants. Por primera vez en la historia del ránking global, la organización (el grupo británico William Reed Business Media) decidió mudar la gala de Londres a Nueva York.

“Una noche de copas, música y conversación”, avanzaba una invitación enviada por Andrés y Cristina Jolonch (presidenta del jurado español de 50 Best), extendida a cocineros internacionales como el suizo Daniel Humm, el mexicano Jorge Vallejo o el japonés Narisawa. Aldo Sohm Wine Bar, en la 51, fue el lugar de la cita convocada 24 horas antes de la gran gala: un sofisticado bar de vinos de Ripert y su socio Aldo Sohm. “Los rumores siempre fallan”, coincidían Joan Roca y Quique Dacosta, con la única garantíade que ambos sabían su posicionamiento dentro del Top 50 de 2016, sin conocer aúnel lugar exacto que ocuparán en él. “Hay quinielas, como siempre”, convenía Elena Arzak. Eran, junto con Eneko Atxa, los tres españoles (además del sumiller Josep Roca) presentes en la fiesta. De los siete restaurantes nacionales en el Top 50, sólo faltarona la cita Andoni Luis Aduriz (Mugaritz); Albert Adrià (Tickets) y Víctor Arguinzoniz (Etxebarri).

Si El Celler de Can Roca sigue o no siendo líder mundial en 2016 (puesto que ocupó en 2013 y 2015) es algo que, al cierre ayer de esta edición, se desconocía. ¿El motivo? Dado su afán de visibilidad global, la lista 50 Best se ajustó anoche al horario de Nueva York, ciudad en la que el acto arrancó a las 8 de la tarde (hora local), con el countdown, de los restaurantes, del 50 al 1, leídos en directo. Es decir, como siempre, pero con la diferencia de que la información llegó de madrugada a Europa, su gastromercado natural y en donde el horario londinense había marcado la agenda en las catorce ediciones anteriores.

Con todo, 50 Best logró un objetivo: convertir Nueva York en un auténtico hervidero culinario estos días, en una especie de retrato de lo que se está cociendo en el mercado gastronómico mundial en 2016. Varias cenas de chefs coreanos en espacios neoyorquinos reflejan la apuesta de ciertos países (léase no solo Corea, sino Perú, Filipinas o Dinamarca) por convertir su cocina en reclamo turístico y económico. Mientras, International Culinary Center aprovechó para acoger ponencias de algunos de los chefs top; y Joan, Josep y Jordi Roca anunciaron la creación de la Roca Brothers Foundation (aún sin fecha), centrada en innovación, formación y responsabilidad social, en un desayuno convocado por Turismo de Girona-Costa Brava.

Por el lado más popular, Madison Park registró un paradójico cruce: Eleven Madison Park (sede de Daniel Humm y uno de los grandes favoritos a avanzar en el Top 5, junto con el italiano Osteria Francescana) convivió el pasado fin de semana con la Big Apple Barbecue Block Party, fiesta que reúne a los mejores locales de barbacoa de Estados Unidos.

¿Y qué pasará en 2017? La lista 50 Best viajará a Australia, en su ambición por explorar nuevos mercados. “Será difícil que muchos cocineros vayan, dada la inversión en dinero [la organización no cubre el viaje de cocineros, ni de periodistas] y tiempo”, coinciden en el sector.